13 de Diciembre de 2018

Opinión

Comicios panuchos

El caso es que Madero fue reelecto por año y medio más y, con ello, mantendrá con toda seguridad su política de alianzas con el PRI y, ocasionalmente, con el PRD.

Compartir en Facebook Comicios panuchosCompartir en Twiiter Comicios panuchos

Bueno, finalmente Acción Nacional efectuó su polémico proceso  interno para elegir a su “mero mero”.

El resultado le favoreció a Gustavo Madero, pariente lejano del ex presidente Francisco I. Madero, asesinado junto a José María Pino Suárez, por el famoso “Chacal” Victoriano Huerta, y dejó atrás a Ernesto Cordero, ex secretario de Hacienda en el nefasto gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y senador con licencia.

El caso es que Madero fue reelecto por año y medio más y, con ello, mantendrá con toda seguridad su política de alianzas con el PRI y, ocasionalmente, con el PRD.

Esa estrategia es la que no le perdonan los panistas de “pura cepa”, de sangre “albiazul”. Afirman que el PAN, con la gestión de Gustavito, se sometió al poder de Enrique Peña Nieto, en lugar de ser una oposición verdadera conforme a sus propios principios ideológicos y hasta políticos, muy venidos a menos desde la Presidencia del ranchero cocacolero, Vicente Fox, y la continuidad plagada de desaciertos y muertes de “Don Calderas”.

Pero en Yucatán, en donde los “panuchos” son cosa aparte de otras entidades del país, el triunfador de los comicios internos fue Corderito, el sujeto que se parece mucho en lo físico al actor y cómico inglés “Mr. Bean”, pero para nada en su originalidad de histrión. Digo, cuando alguien conoce a Neto Cordero es más fácil ponerse a llorar que a reír.

Los artífices de la victoria del ex secretario de Hacienda de “Don Calderas” en Yucatán fueron la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, nativa de Buctzotz, y el diputado federal Sergio Chan Lugo, quien por varios años estuvo al frente de la Comisión Nacional del Agua. Mientras que por el bando de Madero, los encargados del desastre fueron, entre otros, “Huacho” Díaz Mena, excandidato al Gobierno estatal; la diputada federal Beatriz Zavala Peniche, siempre oportunista y con menos capital político cada 24 horas, y la legisladora local, Sofía Castro Romero, con poco qué decir y bien calladita ante el Congreso del Estado.

De hecho, la bancada que dice representar aprueba todo lo que manda el PRI sin la menor oposición. Digna colaboradora de Gustavo, aunque no entregaron buenas cuentas.

De todas formas, en Yucatán se demostró que todavía pesan algo los principios opositores y la militancia que creció y se desarrolló confrontando al tricolor y a sus gobernantes votó para que Madero se vaya a la goma. El chiste era no ser tan entreguista.

PRIMERA CAIDA.- La senadora Rosa Adriana, quizá no muy brillante, pero al menos voluntariosa y con suerte, gozará de los favores de Ernesto Cordero y, chance, al terminar su gestión como senadora en 2018 vuelva a reelegirse. ¡Dichosa!

SEGUNDA CAIDA.- Sergio Chan Lugo debe partir su raya con Rosa Adriana y concentrarse más en las elecciones de 2015. Es muy posible que vaya para una candidatura al Congreso estatal. Chan Lugo no busca mucho en la capital del país, prefiere estar en el calor de su tierra.

TERCERA CAIDA.- ¿Y los perdedores locales de Madero? Chance y les den alguna limosna, pero no la merecen.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios