24 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Cómo afectará a nuestros bolsillos el alza a las tasas de interés?

Si usted tiene un crédito, el aumento en la tasa de interés anunciado por el Banco de México podría impactarle. ¿De qué depende? Del tipo de crédito que tenga...

Compartir en Facebook ¿Cómo afectará a nuestros bolsillos el alza a las tasas de interés?Compartir en Twiiter ¿Cómo afectará a nuestros bolsillos el alza a las tasas de interés?

Si usted tiene un crédito, el aumento en la tasa de interés anunciado por el Banco de México podría impactarle. ¿De qué depende? Del tipo de crédito que tenga. ¿Cuándo sí le pega? Por ejemplo, si tiene un crédito hipotecario con tasa variable.

En lo que va del año, el Banco de México ha subido las tasas de interés en dos ocasiones (50 puntos base cada una), además de que en diciembre la subió 25 puntos base; como resultado, un crédito hipotecario a tasa variable estaría pagando alrededor de un punto porcentual más por intereses. Sin embargo, al cierre de 2015 sólo el 3.41% de los créditos hipotecarios en el país eran a tasa variable, de acuerdo a información del Banco de México. 

Ejemplo: Crédito hipotecario por un monto de un millón de pesos con una tasa variable inicial en noviembre de 8.5% anual. En diciembre pagaba intereses por 7 mil 83 pesos, para julio la cifra subiría a 8 mil 125 pesos.

Actualmente casi el 90% de las hipotecas que ofrecen las instituciones financieras son a tasas fijas, a excepción de Santander y Scotiabank que ofrecen préstamos hipotecarios a tasa variable. La tasa de interés promedio de los créditos de vivienda de la banca comercial es de 10.1% al corte de abril de 2016.

¿Y las tarjetas de crédito? En el caso de las tasas de interés de las tarjetas, es previsible un aumento, pero la tasa de referencia es el componente más pequeño por lo que virtualmente no sentirá usted sus efectos. ¿Créditos corporativos? La tasa de interés que se va a afectar de manera más inmediata es la llamada Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) que se utiliza como referencia en algunos créditos, sobre todo, los de carácter corporativo, donde se calcula sobre la base de esa tasa, una sobre tasa, 2, 3, 5,10 puntos porcentuales. 

Los créditos que estén, digamos, en niveles de 6.7, 8% y que tengan como referencia la TIIE, es probable que sí se incrementen en alrededor de medio punto porcentual o un punto porcentual, dependiendo del ajuste que tenga esta tasa interbancaria de equilibrio.

Panorama económico mina la confianza de los empresarios

Entre los compontes que conforman el Índice de Confianza Empresarial (ICE), la situación económica presente y futura del país fueron los elementos con mayor evaluación negativa entre los tres sectores encuestados: manufacturero, constructor y comercial.

En conjunto, el ICE correspondiente a junio registró una baja generalizada en las tres ramas de actividad que contempla. Sin embargo, la preocupación de los tres sectores apunta hacia el mismo sitio: el desempeño de la economía en la actualidad y su situación esperada.

Los empresarios del sector comercio son los más desconfiados, información del Inegi, detalla que respecto a junio del año pasado el sentimiento de confianza de los comerciantes apuntó una reducción de tres por ciento. La más significativa en un lapso de cinco meses y la segunda de forma consecutiva.

De igual modo el optimismo de los empresarios de la construcción logró acumular año y medio en terreno negativo. Al cierre de la primera mitad del año el ICE de este sector cayó a su mayor ritmo en cinco meses: 2.8%. Por su parte, la confianza de los industriales manufactureros se redujo por segundo mes consecutivo, esta vez 0.4%.

A su interior, los factores que más mermaron su confianza fueron la situación económica presente y la futura de la economía, en el caso de la manufactura con bajas de 1.2 y 0.8%, respectivamente. Para los empresarios de la construcción ambos elementos representaron descensos de 3.2 y 4.6%, correspondientemente. 

En la opinión de los comerciantes, estos componentes causaron mayor incertidumbre, ya que la situación económica presente del país se desplomó 6.1%, mientras la perspectiva futura cayó 4.5%. En general, las expectativas de los empresarios reflejaron un descenso general como no se observaba desde abril pasado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios