19 de Septiembre de 2018

Opinión

Competencia vigilada... reacción atrasada

Jamás abras y dejes que tus ideas y planeación de equipo salgan de las cuatro paredes de donde emanan tus propuestas.

Compartir en Facebook Competencia vigilada... reacción atrasadaCompartir en Twiiter Competencia vigilada... reacción atrasada

Es común creer que vigilar a nuestra competencia nos mantiene al margen de sus acciones. Si estuvieras con Chabelo y sacaras un número para la catafixia seguro sería  una espantosa “X”. 

¿No sería mejor que nuestra competencia nos vigilara a nosotros? ¿No sería ideal que ellos estuvieran atentos a lo que nosotros hacemos y no al revés? Si tienes alguna duda para contestar estas preguntas es normal, pues estamos acostumbrados culturalmente a hacer lo contrario, mas, sin embargo, piensa por un momento lo genial que sería que el innovador seas tú y no el de enfrente. No te digo que monitorear es malo, pero sí lo es hacerlo todo el tiempo. Por lo que hoy te comparto 5 errores que debes evitar al competir:

1.- Ser abierto.- Jamás abras y dejes que tus ideas y planeación de equipo salgan de las cuatro paredes de donde emanan tus propuestas. No dejes que se filtre información de tus planes y acciones a realizar. 

2.- Reaccionar.- No permitas que ellos actúen primero, al contrario, trata de ser tú el que ejecute y lleve la guía de comportamiento de producto o servicio como un ejemplo a seguir. El innovador tienes que ser tú. Acciona, no reacciones.

3.- Monitorear en exceso.- Hay que monitorear a la competencia, pero no todo el tiempo. Si te pasas la vida vigilando lo que hace la competencia, no podrás dedicarle el tiempo necesario a la creación que necesitas para ser el primero en marcar pautas.

4.- Copiar.- Nunca hables mal de tu competidor, mejor dedícate a ser original y proponer cosas nuevas al mercado. La copia suele ser un halago para tus competidores, por lo que mejor deja que ellos te imiten y vean que el que lleva el liderazgo eres tú.

5.- Subestimar.- Que no se te suba a la cabeza nada. Nunca subestimes a ningún competidor, por pequeño, nuevo o poco conocido que sea. Este suele ser uno de los grandes errores, pero, sobre todo, de los más costosos.

No olvides que el mercado es un pastel que se reparte en porciones. Por lo que tienes que luchar porque tu pedazo de ese pastel sea lo mayor posible. Trabaja para que tu participación de mercado sea cada vez mayor mediante estrategias innovadoras que hagan que tu cliente prefiera tu marca y no la de la competencia. Porque competencia vigilada… empresa atrasada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios