21 de Septiembre de 2018

Opinión

Con ellos no se juega

El líder de la Sección XXV del SNTE, Rafael González Sabido, advirtió que el magisterio puede paralizar actividades el próximo lunes, colocando en jaque a la titular de Educación...

Compartir en Facebook Con ellos no se juegaCompartir en Twiiter Con ellos no se juega

El líder de la Sección XXV del SNTE, Rafael González Sabido, advirtió que el magisterio puede paralizar actividades el próximo lunes, colocando en jaque a la titular de Educación, Sara Latife Ruiz Chávez, cuando apenas los profesores y alumnos acaban de retornar a las aulas.

La advertencia es muy delicada, ya que el sindicato magisterial cierra filas cuando sus intereses son afectados, saltando repentinamente a las calles y mostrando músculo a la menor provocación.

Las demandas, según nuestro reportero Enrique Mena:

“Participación en los procesos de reubicación y la junta de reacomodo, que con bases a derecho dan certidumbre a quienes participan en los mismos. Otro es la regularización del pago de los terceros institucionales, como Fovissste, SAR, caja de ahorro, seguros y empresas que brindan servicios a los trabajadores de la educación, así como el pago inmediato de los incrementos y retroactivos resultantes en la negociación salarial nacional. Por último piden la reinstalación de la mesa de negociación que con tiempos definidos atienda y de respuesta al documento…”

El sindicato magisterial es implacable en estos casos, y su líder sabe que el arte de escapar por la tangente es una opción suicida, como lo confirmó su antecesor Emilio Jiménez Ancona.

Más de 300 mil alumnos quedarían sin clases, ha advertido Rafael González Sabido, quien comenzó a contemplar su reloj de arena, dando un tiempo prudente a Sara Latife Ruiz Chávez para que reaccione con resultados.
Vaya retorno a clases…         

En la torre con el aeropuerto

Las cosas andan muy mal en el aeropuerto capitalino. Y es que la suspensión de tres vuelos de la empresa Interjet desnudó las deficiencias y graves injusticias que padecen los pasajeros, quienes no pudieron retornar conforme a lo programado al Distrito Federal.

Los derechos de los usuarios fueron pisoteados impunemente, ya que se les obligó a pagar extra por sus boletos para retornar en otros vuelos, sin que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) diga esta boca es mía.
Incluso, el aeropuerto no cuenta con equipo de asistencia médica, y esto es muy delicado porque un pasajero de edad avanzada casi se desvaneció por la presión, sin que el personal del aeropuerto haya tenido un gramo de sensibilidad.

Suponemos que este es un boleto de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, aunque ahí también se tiene la mala costumbre de reaccionar ante el niño ahogado en el pozo.

Lo imperdonable es abandonar a su suerte a los pasajeros que son humillados y ofendidos porque el avión no puede despegar por desperfectos en la torre de control, pasando la factura a los desamparados pasajeros que han tenido que dormir en el suelo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios