22 de Septiembre de 2018

Opinión

...con seriedad

Muchos aseguran que la reaprensión del criminal más buscado en el mundo se trata simplemente de una “cortina de humo” maquinada milimétricamente por el gobierno, para ocultar la devaluación del peso.

Compartir en Facebook ...con seriedadCompartir en Twiiter ...con seriedad

De que hay diferentes maneras de interpretar la realidad, y personas contradictorias o incongruentes, dan cuenta las reacciones  que se hicieron públicas, los últimos días, en relación con la recaptura de Joaquín Guzmán Loera por parte de las fuerzas federales de seguridad, tanto en los diferentes medios de comunicación, formales o informales, como en los electrónicos.

Hay, sin embargo, entre las “redes” una proliferación de personas que, con mayor o menor grado de seriedad, nos quieren convencer de que la reaprensión del, hasta hace poco, criminal más buscado en el mundo se trata simplemente de una “cortina de humo” maquinada milimétricamente por el gobierno, para ocultar la devaluación del peso o, peor aún, hasta para que no reflexionemos sobre el impacto en la economía familiar del fin de la promoción de dos caguamas a bajo precio en una tienda de conveniencia.

Incluso hay casas editoriales que habiéndole dado primera plana y ocho columnas a la fuga del “Chapo”, del 11 de Julio del año pasado, volvieron a darle a la nota de la reaprehensión el mismo formato, sólo que poniendo en duda su importancia, en relación con las peripecias monetarias de nuestra moneda, como muchas otras, frente al dólar.

En su mayoría son aquellos que denunciaban la fuga como un claro símbolo de la “amplia corrupción” que prevalece en nuestras instituciones y en nuestra vida cotidiana, que originó la pérdida de confianza en el presidente de la República y que, hasta un día antes, postulaban la necesidad de recapturarlo para recuperar la credibilidad perdida. Lo que de la noche a la mañana, por esotérico arte, ahora exponen, perdió relevancia. Haga lo que haga el presidente, salvo su renuncia, no servirá para nada –afirman hoy.

Sin embargo, la realidad no se comporta de manera tan esquizofrénica, pues, según encuesta de opinión, a pesar de que la mayoría (47.5 %) se enteró por los medios digitales, contra 40.5 % que lo hizo por televisión, dos de cada tres compatriotas califican como de buena o muy buena la detención del criminal. Lo que significa, sin duda, una victoria mediática del Gobierno Federal, como lo demuestra la reacción de los principales gobiernos y los medios de comunicación internacionales.

Porque, contra lo que sostienen los que se niegan a reconocer cualquier mérito del gobierno, no carece de relevancia demostrarle a la gente, y al mundo, que al Estado mexicano le interesa la aplicación de la ley; que combate férreamente la impunidad y que tiene las instituciones capaces para someter a cualquier criminal, incluso al más peligroso.      

Los errores se pagan.- Al que no le va nada bien en las redes sociales es a Jorge Luis Preciado,  candidato del PAN al gobierno de Colima, que fue desnudado por el grupo Anonimus local, que informó sobre su “relación sentimental” con una joven 20 años menor, que reconoció después de haberla rechazado,  difundiendo una llamada telefónica donde la obligó a abortar, exhibiendo su perversa doble moral.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios