15 de Octubre de 2018

Opinión

De los niños y sus monstruos

Los niños quieren respuestas urgentes que satisfagan sus necesidades y los adultos les dibujamos un mundo blanco y negro.

Compartir en Facebook De los niños y sus monstruosCompartir en Twiiter De los niños y sus monstruos

En casa de Gabriel, hay un fantasma que sale de la coladera, se esconde en la cortina del baño y cuando oscurece sale a recorrer la casa para robar los sueños de quienes duermen. Bajo el mantel de la mesa de la cocina hay una calavera. Y es que la casa de Gabriel está llena de monstruos… algunos de ellos son de la familia y hasta tienen la voz de mamá. Por fortuna la luna entró a casa e iluminó un poco la oscuridad.- De niños, peces y otros monstruos lunáticos

¿Cómo ven el mundo los niños?¿Somos capaces de ver las cosas de la misma manera que ellos? ¿Podemos construir un cruce de miradas entre el adulto que somos y el niño que fuimos? Y es que a veces, donde los niños ven tragedia, los padres señalan berrinche, donde los niños expresan sus temores más grandes, los papás los tachan de tontos; lo que los niños encuentran simple, los adultos lo consideran algo inapropiado para ellos. 

Bajo esta premisa escribí “De niños, peces y otros monstruos lunáticos”. A invitación de Oswaldo Ferrer -becario del programa de Creadores Escénicos 2013-2014.Conaculta-Fonca- realizamos un viaje por sus experiencias como maestro en las poblaciones de Yucatán, sus recuerdos y miedos infantiles. 

Una obra que acompaña a los niños y sus padres por ese terreno mágico y pantanoso que es la infancia. Los padres nunca imaginan que una palabra dicha en un momento vulnerable quedará como una huella indeleble en la personalidad de un niño. El lazo que establece con la imagen materna muchas veces se ve roto por las prisas y la disciplina extrema, por el deseo de formar adultos fuertes e inquebrantables.  

Los niños quieren respuestas urgentes que satisfagan sus necesidades y los adultos -a veces- les dibujamos un mundo blanco y negro, olvidamos que la infancia necesita coloridas opciones para construir el mundo. Pensamos en los niños como un recipiente de instrucciones, de información que les ayude a desarrollarse en su vida adulta, pero olvidamos lo importante: las palabras amorosas que les ayudan a desarrollar su presente.  

Esta obra, que cuenta con las espléndidas actuaciones de Oswaldo Ferrer y Teté Espinoza,  estará en tres únicas funciones en el Foro Rubén Chacón (interior de la ex penitenciaría, Parque de la Paz). Informes y reservaciones a los tels: 9992173959 / 9991637738. 

Suelen preguntarme si las obras que realizo en el D.F. no se presentarán en Mérida, pues bien, ésta es una oportunidad de ver el trabajo que realizo en otras latitudes: les invito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios