24 de Septiembre de 2018

Opinión

Construyamos un espacio vial seguro

Los accidentes por exceso de velocidad son realmente preocupantes, y es de lo más común ver vehículos a más de 80 km/h circulando por el espacio urbano y a más de 120 km/h en el Periférico.

Compartir en Facebook Construyamos un espacio vial seguroCompartir en Twiiter Construyamos un espacio vial seguro

Hace un par de años la OMS y la OPS veían a Yucatán y especialmente a Mérida como un modelo a seguir en materia de seguridad vial, ya que, se decía, habían quebrado la tendencia de incremento del número de accidentes en los que se involucraran vehículos automotores, teniendo como base, así se decía, acciones respaldadas con evidencia científica.

No sé cuál sería su opinión el día de hoy, en unos espacios viales repletos de accidentes de tránsito, en los que seguimos siendo líderes en la postura de vehículos accidentados con las llantas hacia arriba, en un universo de conductores que no conocen el reglamento de tránsito ni, en muchos casos, saben realmente manejar y lo hacen casi siempre con exceso de velocidad.

En los comentarios de la OMS y la OPS se decía que un elemento con un gran efecto positivo era el hecho de que contamos con una excelente ley vial, lo cual es cierto, pero desafortunadamente el porcentaje de conductores que la conoce es mínimo, y es que al momento de expedir una licencia de manejo por primera vez debería de realizarse una completa evaluación de los conocimientos de cada conductor.

Los accidentes por exceso de velocidad son realmente preocupantes, y es de lo más común ver vehículos a más de 80 km/h circulando por el espacio urbano y a más de 120 km/h en el Periférico y las carreteras estatales, y lo peor es que los conductores no saben cómo reaccionar ante una eventualidad, como una ponchadura o un vehículo estacionado.

Quisiera insistir en algo vital: que todos manejemos a la defensiva y con cortesía; es para enojarse la reacción de quien viene detrás cuando decidimos ceder el paso a un vehículo que se desea incorporar a la vialidad por la que circulamos; pero no sólo hay que pensar en los automóviles, ya que el caso de las motocicletas es realmente un problema crítico: cuando un motociclista tramita su licencia su prueba de manejo es zigzaguear entre unos conos, lo que les da pie a aplicar siempre esta forma de conducir.

Si queremos una Mérida realmente segura tenemos que aplicar con todo rigor el reglamento de tránsito, ya que, como se dice: la mejor herramienta de la educación es la coercitividad, es decir, hay que multar y detener sin distingos, a todos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios