21 de Septiembre de 2018

Opinión

Contrariedades

El terrorismo está más radical que nunca. El famoso “Estado Islámico” pretende invadir los principales países y matar más gente inocente.

Compartir en Facebook ContrariedadesCompartir en Twiiter Contrariedades

De satisfacciones, atrocidades y un poco de “suspenso”. Vamos por partes.

En efecto, la tarde del martes, la Selección Nacional de fútbol jugó en San Pedro Sula, una de las principales ciudades de Honduras –y de las más violentas a nivel mundial, digamos a una escala de Matamoros, en la entidad mexicana de Tamaulipas-, contra su similar de ese país. El cotejo servía para clasificar, primeramente a un hexagonal, entre las principales selecciones de la llamada Concacaf (mejor dicho “Concachafa”), o sea, la zona centroamericana, del Caribe y de Norteamérica. No hubo mayor problema.

Después de un primer tiempo pitero, donde ambas escuadras se tiraron la pelotita sin mayor daño, el complemento resultó bastante satisfactorio para el Tri que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio, tan polémico y criticado por los “sabelotodo” nacionales. Con dos goles de excelente manufactura, sobre todo el primer tanto a cargo de Jesús “Tecatito” Corona, ex de los Rayados del Monterrey y actual jugador del Porto de Portugal. El segundo de Jurgen Damm (costó a su equipo 10 millones de dólares), de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, de “caché”.

En fin, se puede decir que los “ratones verdes” están en sintonía. Todavía falta mucho para la clasificación final rumbo al Mundial del balompié en Rusia, en 2018, pero hay un estado de gracia con el nuevo seleccionador. Es posible que la meta final se consiga sin tanto temor, no como en las anteriores ocasiones, con el Jesús en la boca y los rosarios en mano.

Pero del cotorreo futbolero se pasa a la desdicha. Unos días antes, los terroríficos atentados en París, Francia, con saldo de casi 130 personas muertas, todas ellas civiles que no tenían nada qué ver con los crímenes de odio, motivos económicos y creencias religiosas del grupo yihadista “Estado Islámico” que, la neta, está bien acelerado y loco.

Y de puro milagro, uno de los extremistas islámicos que al grito de “¡viva Alá!” (el Dios de los musulmanes, árabes y demás pobladores del Medio Oriente) quiso penetrar al estadio donde las selecciones de Francia y Alemania jugaban un partido amistoso, pero fue detenido y mandado a las mazmorras más lúgubres de la Bastilla (ojalá todavía funcionara como cárcel). ¿Por qué tanta saña y muerte?

Finalmente, a escala nacional, en Querétaro se registró oficialmente el primer caso del virus del Zika que no es otra cosa más que el desdichado mosquito que produce dengue y chikungunya. Entonces…

PRIMERA CAIDA.- Mucha alegría para los futboleros mexicanos con el avance del TRI, pero no es más que algo ilusorio. En lo personal, me alegra más un vaso de cerveza.

SEGUNDA CAIDA.- El terrorismo está más radical que nunca. El famoso “Estado Islámico” pretende invadir los principales países y matar más gente inocente.

TERCERA CAIDA.- El Zika llegará tarde o temprano a Yucatán. ¿La Secretaría de Salud está capacitada para atender otra epidemia, si no ha logrado controlar las otras dos?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios