12 de Diciembre de 2017

Opinión

Cosmovisión indígena

Entre el cielo y la tierra, así denominé mi viaje por San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, un Estado lleno de diversidad cultural...

Compartir en Facebook Cosmovisión indígenaCompartir en Twiiter Cosmovisión indígena

Entre el cielo y la tierra, así denominé mi viaje por San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, un Estado lleno de diversidad cultural donde estudiosos de arqueología, historia, antropología y turistas de todas partes del mundo llegan a más de dos mil 100 metros de altura, sobre el nivel del mar, para vivir experiencias únicas y auténticas. Sin embargo hay contrastes que analizar y que deben de ocuparnos como país, tal es el caso del futuro de los grupos indígenas que habitan la zona sur-sureste de México.  

Hoy en día no es fácil el reto cultural y económico que tenemos en ese sentido, y  digo tenemos porque todos los que habitamos este país somos los principales impulsores de la conservación o destrucción de las comunidades. En esos municipios no sólo hay rutas culturales, eclesiásticas o gastronómicas, hay toda una riqueza invaluable de la cultura maya que se conecta con nuestro Quintana Roo.  

Actualmente, los grupos indígenas en esa parte de México continúan como una mayoría de la población que ocupa ese territorio, luchando día a día contra la globalización, tecnología y metodología de la vida, conservando muchos de sus usos y costumbres. Pero con el paso del tiempo las generaciones de jóvenes que tienen acceso a la educación han ido modificando el pensamiento de algunas comunidades y hasta cierto punto se van extinguiendo algunas actividades o lenguas porque ya no se enseñan o ya no se aprenden. 

Hay todavía mucho trabajo por hacer, por un lado evitar que desaparezcan nuestros grupos indígenas, sus tradiciones que son tan trascendentales y valiosas, y por otro lado integrarlos a la vida moderna, un reto muy difícil ya que implica duplicar o triplicar los esfuerzos por parte de todos los niveles de gobierno para darles más oportunidades de crecer, pero de crecer verdaderamente y no sólo con tintes políticos, como usualmente ocurre, pues se utiliza sus necesidades para prometerles cosas que nunca llegarán. 

Considero que como mexicanos debemos sentirnos orgullosos de vivir en esta zona del país, valorar que somos parte de una cultura indígena llena de costumbres únicas y que poseen una cosmovisión del mundo tan básica y elemental que nos ayuda a entender nuestros orígenes. Mientras valoremos su riqueza cultural estamos siendo congruentes con nosotros mismos.  

Es importante conocer, valorar, y respetar las creencias de las comunidades, aprender de ellas y no menospreciarlas ni ser indiferentes, son nuestras raíces y sus costumbres tienen que ser preservadas a pesar de la globalización, eso es respetarnos a nosotros mismos. 

El reto principal de los ciudadanos es valorar que vivimos en un México lleno de riqueza cultural que va más allá de un valor monetario; no hay moneda que compre los paisajes, el trabajo a mano de los artesanos ni nuestra gastronomía. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios