25 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Crisis deportiva?

José “Barretas” Pinzón, en su pelea en Colombia, presentó una deficiente defensa, cero técnica, pésima condición física y, por si fuera poco, su poder de puños va quedando en el olvido.

Compartir en Facebook ¿Crisis deportiva?Compartir en Twiiter ¿Crisis deportiva?

Regresamos, en esta ocasión, al tema deportivo. La “polaca” está algo aburrida y desconcertante. Por un lado, fuerzas oscuras quieren “quemar vivo” al diputado federal del PAN por Yucatán, Raúl Paz Alonzo, por algunas cosillas de enero pasado. De hecho, algunos loquitos ya lo dan por muerto en sus aspiraciones en pos de la alcaldía de Mérida, en las elecciones intermedias de 2015. Todavía hay trecho por recorrer.

Y por otro lado, el priismo está desbordado. El supuesto dirigente estatal del tricolor, Carlos Pavón, sostiene reuniones de “amarre” en los municipios donde los militantes y simpatizantes del Revolucionario Institucional le perjuran que votarán por el “partidazo”. Ya lo verá al momento de la votación. Todos quieren y aspiran a cargos de elección popular. Muchos son los llamados, pocos los elegidos (casi siempre por dedazo).

Del lado perredista, pues el único que parece tener un sitio asegurado es David Barrera Zavala, ex dirigente estatal del Sol Azteca y “suspirante” a legislador local. Con que sea el primero en la lista de plurinominales, desde agosto del próximo año lo podremos ver levantando la mano en las sesiones y cobrando una nada despreciable suma cercana a los 100 mil varos mensuales.

Pero la parte deportiva merece algo de atención. Casi todos saben que los Leones de Yucatán, con sus nuevos dueños del norte del país, armaron, al menos en el papel, un trabuco. Nombres famosos, sí, pero comprometidos, no. El caso es que por cuarto año consecutivo, los melenudos no clasificaron al llamado playoff. Se quedaron en el penúltimo sitio de la Zona Sur. Muchas de las estrellas contratadas sirvieron para dos cosas: para nada y para una chifladera de máuser.

Ahora lo importante es preparar una campaña 2015 digna de la afición yucateca. Con peloteros comprometidos y mentalidad ganadora que fue lo que escaseó en toda esta frustrante temporada.

Pero no sólo los Leones estuvieron fatales. ¿Vieron por TV la pelea de José “Barretas” Pinzón, el pasado sábado, en Barranquilla, Colombia? Con mucha pena, el chamaco del barrio del Chembech no enseñó nada. Una deficiente defensa, cero técnica, pésima condición física y, por si fuera poco, su poder de puños va quedando en el olvido.

Hay varias hipótesis:

1) “Barretas” no entrena y, así de simple, es del montón;

2) su entrenador, el cubano Julio Tarragó, es todo menos manejador; y

3) sus apoderados lo quieren como carne de cañón.

PRIMERA CAIDA.- El deporte profesional en Yucatán parece estar en crisis. Hace cuatro años que los Leones de Yucatán están sin garras y colmillos, mientras que, en el boxeo, no hay gallos de patio, puro pollito.

SEGUNDA CAIDA.- Ah, disculpas por el olvido. Resulta que existe un equipo de futbol profesional de la Liga de Ascenso. Creo que se llama Mérida, F.C., o algo por el estilo.

TERCERA CAIDA.- Y al igual que el beisbol y el box, estos pateadores de bola son malísimos. Cierto, el martes ganaron a unos inofensivos Pumas de la UNAM, en el torneo copero. Una golondrina no hace verano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios