15 de Octubre de 2018

Opinión

Cubanos, turcos y otros emigrados

Los primeros inmigrantes llegaron a Yucatán en 1879, pero a principios del siglo XX llegarían grandes grupos de inmigrados de procedencia libanés.

Compartir en Facebook Cubanos, turcos y otros emigradosCompartir en Twiiter Cubanos, turcos y otros emigrados

Además de los negros africanos que trajeron como esclavos al inicio de la irrupción española en el siglo XVI, es hasta fines del XIX, durante el auge de la agroindustria henequenera, que arribaron a Yucatán chinos, coreanos, incluso yaquis de Sonora, entre otros, para trabajar como peones en las haciendas.

Al igual que los negros, fueron pequeños grupos que no ejercieron gran influencia en la lengua ni en la cultura, a pesar de haber interactuado con la población maya, como sí la ejercieron los inmigrantes cubanos, e incluso los libaneses que comenzaron a llegar a fines del siglo XIX a nuestras tierras. 

El continuo intercambio durante el período colonial entre Cuba y puertos del Golfo de México, como Campeche, ocasionó que ciertas características de la lengua del Caribe se manifestaran en el habla local, como ya he destacado en otras entregas. 

A partir de 1870 la comunicación marítima con Cuba fue desde Progreso, aunque ya no tan intensa. Hasta antes de la época de la revolución, los cubanos abundaban en Yucatán, en especial peloteros que se enrolaban en equipos locales, formaban clubes de beisbol o eran importados para jugar en esos clubes; y parecía que vivían sin trabajar.

El doctor Jesús Amaro dice que llegó a llamarse cubano a todo aquel que vivía sabrosamente, tanto que llegó a decirse que “el que no era padrote era tercera base”. Otro mote despectivo para calificar a lo/as cubano/as sin trabajo, ya en desuso, fue cubiche. También llegó a Yucatán a fines del siglo XIX un grupo de cubanos a trabajar como jornaleros en los ingenios azucareros del sur. 

Hacia finales del siglo XIX, con las migraciones libanesas a la península yucateca, se introdujeron nuevos vocablos (nombres propios, apellidos y términos culinarios). Los primeros inmigrantes llegaron a Yucatán en 1879, pero a principios del siglo XX llegarían grandes grupos de inmigrados de la misma procedencia.

En Yucatán, como en otros lugares de América, se les llama indebidamente turcos a los árabes, en especial a los sirios y libaneses, cuando Siria y Líbano estaban sometidas al imperio otomano. Así venían amparados con pasaportes de Turquía. La voz turco muchas veces lleva/ba una carga ofensiva. 

Un mote puesto por los mayas a los turcos fue jana-cebolla “que come cebollas”, especialmente a comerciantes que iban de pueblo en pueblo vendiendo lencería y que en sus  descansos compraban pan francés y una cebolla para comer. El Dr. Amaro dice que a quien pretendía una posición social que, por su nivel económico o apariencia, no le correspondía se le decía chipiturco/a (del náhuatl chipi, llovizna y turco).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios