25 de Septiembre de 2018

Opinión

Cultura como desarrollo económico

Esa cultura yucateca que cada día florece ha sido acompañada por empresarios que han hecho grandes aportaciones en tiempo y son mecenas de artistas con gran éxito.

Compartir en Facebook Cultura como desarrollo económicoCompartir en Twiiter Cultura como desarrollo económico

Uno de los rubros que siempre son los primeros a la hora de los recortes son los culturales, el gasto social y de inversión siempre son prioritarios, pero, en Yucatán, el componente cultural poco a poco es considerado como una necesidad  y también como palanca óptima de desarrollo que atrae empleo para cientos de familias y turismo.

El Gobierno del Estado y el del municipio han desarrollado y perfeccionado planes, desde la  Noche Blanca hasta el nuevo Palacio de la Música, pero esa cultura yucateca que cada día florece ha sido acompañada por empresarios que han hecho grandes aportaciones en tiempo y recursos para el desarrollo y patrocinio de obras y son mecenas de artistas con gran éxito.

A estos personajes los han visto en los medios quizá en sus proyectos empresariales, pero también han contribuido a la riqueza cultural de Yucatán hoy famosa en el mundo. Son, entre otros, Roberto Abraham, Ignacio Ponce Manzanilla, Gabriela Cejudo Valencia, Alicia Gamboa García, Adolfo Patrón Luján, Raúl Casares G. Cantón, Patricia Chami Urcelay, Armando Palma Peniche, Juan Manuel Díaz Roche, Ligia Castaldi Monsreal y Malena Peón Vega.

Las obras de estas personas las han visto en canto, música, teatro, historia, pintura y otras manifestaciones que durante años han promovido y apoyado en todos los órdenes de gobierno y en la sociedad en general para contribuir al desarrollo social y cultural del Estado. Sin darse cuenta han creado un imán cultural que ha beneficiado el desarrollo económico y turístico.

La tarea no ha sido fácil, tiempos de crisis, recortes presupuestales y baja capacidad económica de la sociedad para asistir a estos eventos han sido constantes, pero eso no ha desanimado a este grupo de personas que no trabajan juntas sino en diferentes organizaciones, aunque siempre convergen en los mismos objetivos que han concluido con éxito.

Existen voces críticas a la dedicación de recursos de los gobiernos a la infraestructura cultural, pero deben ser valorados empleo, turismo y riqueza generados por la cultura y por el entusiasmo y generosidad de este grupo de personas que por vocación han creado una gran industria que todos los yucatecos disfrutamos y apreciamos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios