24 de Septiembre de 2018

Opinión

Curiosidades literarias

Un hombre conoce a una mujer; le intriga de ella el verla cuidar con gran esmero una pequeña caja, que la acompaña a todas partes.

Compartir en Facebook Curiosidades literariasCompartir en Twiiter Curiosidades literarias

Emilia Pardo Bazán es una novelista y cuentista española del siglo XlX.

Uno de sus cuentos lleva por título La caja de oro.

El narrador de la historia nos la cuenta a partir de una característica: la  curiosidad.

Oigamos el relato.

Un hombre conoce a una mujer; le intriga de ella el verla cuidar con gran esmero una pequeña caja, que la acompaña a todas partes.

El hombre intenta por varios medios saber del contenido de la caja, sin obtener los resultados por él anhelados.

Decide entonces enamorar a la mujer, y finalmente casarse con ella.

Escuchemos sus argumentos: “…la cajita me volvía tarumba, y agotados los medios legales, puse en juego los ilícitos y heroicos…Mostréme perdidamente enamorado de la dueña cuando sólo lo estaba de la cajita de oro; cortejé en apariencia a una mujer cuando sólo cortejaba un secreto; hice como si persiguiese la dicha cuando sólo perseguía la satisfacción de la curiosidad”.

Pese a todos sus intentos, el hombre no lograba satisfacer su enorme curiosidad.

Finalmente, él convence a su esposa, y ella le entrega la caja.

Él ve su contenido.

Desde ese momento ella comienza a desmejorar de salud, hasta llegar a la muerte.

¿Qué contenía la caja? 

¿Qué fue lo que llevó a la muerte a su dueña?

Ella se arriesgó a compartir su secreto.

Él empeñó su vida por conocer el secreto que otro ser humano guardaba.

¿Siente usted curiosidad?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios