17 de Noviembre de 2018

Opinión

Dalái, Lama, Dalái

Ningún integrante del gobierno federal se reunirá con el Lama y tampoco los gobernadores priistas.

Compartir en Facebook Dalái, Lama, DaláiCompartir en Twiiter Dalái, Lama, Dalái

Y yo aquí, pensándote en mí. Florestán

Cuando el viernes llegue a México, en su cuarta visita, el Dalái Lama, no será recibido por el presidente Enrique Peña Nieto.

Este indiscutible líder espiritual y evangelista de la paz vino a México por primera vez en el lejano 1989, en el segundo año de gobierno de Carlos Salinas, quien lo recibió en Los Pinos sin que hubiera mayor conflicto con el gobierno chino. Regresaría a México en 2004, pero Fox, por presiones del gobierno de Pekín no solo no lo recibió en Los Pinos, la audiencia fue con Marta Fox, sino que operó para que la recepción con los diputados en San Lázaro fuera en un salón de usos múltiples, no en el de plenos. Volvería por tercera vez en 2011 y Felipe Calderón se encontró con él en la residencia oficial, lo que produjo una serie de represalias comerciales contra las exportaciones mexicanas, mayormente contra el tequila y la carne de cerdo, que ya habían sido autorizadas después de años de trámites.

Al iniciar el gobierno del presidente Peña Nieto, éste se encargó de construir una relación formal con la República Popular y personal con su presidente, Xi Jinping, de cara a una nueva era en las vertientes económica, financiera y comercial. En la cumbre del G20, en San Petersburgo, el líder chino invitó al mexicano a una cena la víspera de la inauguración de los trabajos, donde se estrechó la relación iniciada desde su visita a oficial a México.

En estas condiciones, y tras ver las repercusiones que tuvo el encuentro Calderón-Dalái en 2011, Peña Nieto no lo recibirá en esta ocasión, y así se le ha hecho saber a su comitiva y a sus representantes.
Es más: ningún integrante del gobierno federal se reunirá con el Lama y tampoco los gobernadores priistas.

Eso sí, le garantizaron toda la cobertura de seguridad, pero con un mensaje muy claro a Pekín: hoy la prioridad es China, no el Dalái.

retales

1. Olvido. Javier González Garza, nuevo jefe de la oficina del jefe de Gobierno, ya estuvo en la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal durante la gestión de Rosario Robles, fue segundo de Leonel Godoy cuando éste fue el titular;

2. Adiós. Carlos Navarrete deja la Secretaría de Educación del gobierno capitalino, donde estuvo apenas diez meses, para ser el candidato de Los Chuchos a la presidencia del PRD, en donde se enfrentará a Marcelo Ebrard y a los bejaranistas. Pero primero el reflector de la comparecencia en la Asamblea; y

3. Atención. Está en México el precandidato del uribismo a la presidencia de Colombia, Francisco Santos, quien es primo hermano y principal contrincante del actual presidente, Juan Manuel Santos, que busca la reelección. Ayer dijo que la política de testigos protegidos de Estados Unidos ha desvirtuado el concepto de la extradición de narcotraficantes que al poco tiempo están libres, cuidados y con su dinero.
Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios