24 de Septiembre de 2018

Opinión

De Cacalchén para Alemania

El Grupo Cardín se encargará de los créditos de avío (insumos y jornales) y la comercialización de las pepitas (semillas) de la calabaza local x´top, de amplia demanda en Europa.

Compartir en Facebook De Cacalchén para AlemaniaCompartir en Twiiter De Cacalchén para Alemania

Da gusto ver obras exitosas y consolidadas que conforman el sustento de nuestra actividad económica; sin embargo, en mi perspectiva,  nada mejor que ver el inicio, la semilla, el nacimiento, de un proyecto que tiene vocación de futuro, pues representa la esperanza de quienes integran una comunidad en un destino mejor.

Por ello, agradezco la invitación que me hizo el gobernador Rolando Zapata para ser testigo de la puesta en marcha, en Cacalchén, del Programa de Agricultura Familiar; de su técnicamente etiquetada “unidad piloto”, que tiene, a mi juicio, todos ingredientes para triunfar  constituyéndose en un modelo nuevo de producción agropecuaria, con la capacidad competitiva que le dan los avances tecnológicos y sobre todo la determinación de salir adelante de las productoras.

Se trata de una unidad productiva conformada, en este caso, por 207 mujeres que cuentan cada una con una hectárea, cuyos maridos, ejidatarios, la dieron en usufructo, que tendrá infraestructura de riego, cuya fuente de energía son los amigables, para el ambiente, paneles  solares.

En este proyecto hay una participación conjunta entre los gobiernos Federal y local, con inversión en la infraestructura de riego, a fondo perdido, así como la colaboración de una exitosa empresa yucateca, el Grupo Cardín, que se encargará tanto de los créditos de avío (insumos y jornales) como de la comercialización del producto: las pepitas (semillas) de la calabaza local x´top, de amplia demanda en Europa, sobre todo en Alemania.

Este es un proyecto que diseñó el Gobierno del Estado y que contempla la participación de 13 mil mujeres, pues fue impulsado por el Instituto de Equidad de Género, de todos los municipios del Estado, identificadas por el INEGI como de la población de menores ingresos.

Mujeres+paneles solares+equipo de riego puede constituirse en la nueva fórmula del éxito en la producción agropecuaria del Estado, así como para garantizar el sustento de estas 13 mil familias, pues está claro que además de la afirmación del grupo empresarial que les garantiza ingresos mensuales de 7 mil pesos, se pueden producir de manera intercalada otros diversos cultivos para el autoconsumo y para su venta.

Otro producto, si no el principal, del programa  es proporcionar fuentes de trabajo en su propia comunidad, brindando arraigo a las familias rurales. Eso es lo que ponderó más doña Verónica Ek  May, cuando, a nombre de las productoras, nos contó su historia: Antes, cuando era niña, el camino de Cacalchén a Tixkokob era completamente verde, por el henequén; luego se dejó de apoyar a la gente del campo y el henequén se acabó. Por eso emigró la gente, y el campo quedó triste; ahora ya tenemos agua y con los paneles solares  no vamos a pagar ni un quinto por la luz; así volveremos a ver verde el campo. Esto va a unir a nuestras familias… nuestros hijos y nuestros esposos, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios