12 de Diciembre de 2017

Opinión

De cuadritos y monitos

La exposición cumple el cometido de dar a conocer a las nuevas generaciones que lo hecho en nuestro país en algún momento tuvo una relevancia enorme.

Compartir en Facebook De cuadritos y monitosCompartir en Twiiter De cuadritos y monitos

En esta ciudad tan contrastante, donde la decepción y la alegría se encuentran a tan sólo un paso, resulta una bocanada de aire fresco cuando nuestros impuestos y demás recursos se ven invertidos en algo nuevo, algo inesperado: tal es el caso de 'La vida en cuadritos', una exhibición sobre la historieta mexicana que recién se inauguró en el polémico Gran Museo del Mundo Maya a través del Instituto de Historia y Museos de Yucatán.

La muestra a todas luces es algo atípico en nuestro Estado, tan reacio a darle importancia a manifestaciones artísticas contemporáneas que no encajen con su concepción de las bellas artes, pero, como siempre he dicho en este espacio, el noveno arte llegó para quedarse. Es así que en esta ocasión las autoridades locales tuvieron el acierto de traer esta exposición ya antes vista en la Ciudad de México, precisamente como una manera de potenciar el interés que se tiene de unos años para acá por todo lo relacionado con el cómic y sus derivados.

Inaugurada el pasado jueves 28 de abril, el escritor y guionista Francisco Haghenbeck (uno de sus curadores, el otro es el ilustrador Bef), dio un recorrido guiado a través del acervo conformado por diversas colecciones privadas -siendo la Gantús/Valencia la más relevante-, que dan cuenta de 120 años de la historieta en México, para conformar este panorama historiográfico y cronológico que rescata un poco del pasado de tiempos gloriosos para los tebeos y los moneros nacionales.

Compuesta de ejemplares antiguos, ilustraciones y diseños originales, así como de algunas piezas escultóricas alusivas a algunos de los personajes más representativos del imaginario historietístico mexicano, la exposición cumple el cometido de revalorar y dar a conocer a las nuevas generaciones que lo hecho en nuestro país en algún momento tuvo una relevancia enorme, siendo que el cómic fue uno de los principales medios de comunicación en una nación que se dice que no lee, sin preguntarnos ¿si lee, qué es lo que lee?

Desde las primeras historietas a algunos de los cómics más recientes de autor, pasando por Chanoc, Kalimán, Fantomas, Rarotonga, Los Supersabios, el suplemento Histerietas, Operación Bolívar, Crimsom y Jours de papier, sus creadores y sus creaciones demuestran estar más que vivas tanto en el papel como en la nube digital, pues aunque los soportes han cambiado no así la imaginación y el talento nacional que hoy por hoy mediante estas iniciativas cobran protagonismo, ya que los niños y adolescentes lectores de cómics que alguna vez fuimos ahora hemos crecido sin dejar en el olvido a nuestros personajes favoritos. 'La vida en cuadritos' estará abierta hasta el 26 de junio en el vestíbulo La Ceiba y en el piso cuatro del museo. La entrada es libre, no hay excusa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios