21 de Agosto de 2018

Opinión

De la música urbana

El Festival de Música Urbana se presenta como una inmejorable forma de escuchar una muestra de la producción musical reciente.

Compartir en Facebook De la música urbanaCompartir en Twiiter De la música urbana

Poco se ha hablado en este espacio de la música, salvo si se trata de la sinfónica o algo relacionado. Tal vez porque es parte de mi cotidianidad o porque es el área que menos domino,. He sido testigo de la evolución del panorama musical yucateco al menos en lo que va del Siglo XXI, sin dar cuenta de ello debidamente. El Festival de Música Urbana 2016 que se realiza hoy a las 6 p.m., en la Casa de la Cultura del Mayab, da ocasión para hablar de la misma.

En la década pasada los grupos de la localidad sólo podían exhibir sus talentos en foros alternativos como La Quilla, El Aro, el SUFY, etc. O en predios privados habilitados para tal ocasión, pero rara vez en espacios del gobierno y con subsidios, debido a que entonces -al igual que hoy día- los géneros tradicionales como la trova, el bolero y la canción romántica tenían avasallados estos espacios, a pesar de su evidente anquilosamiento desde mediados del Siglo XX: conformes, confiados y estancados en el gusto del público -o más bien, en el imaginario de lo que era la música yucateca para la cultura institucional-. 

Por ello, es de agradecer que estos grupos poco a poco hayan ido insertándose no sólo en el gusto de los neoyucatecos, sino en las políticas culturales del Estado y la ciudad. La prueba de esto es el festival que menciono líneas arriba, donde se ofrece la inaudita oportunidad de escuchar a grupos como Refugio Hidalgo y su ensamble, In Vitro Music Lab y Malafacha Show, bandas locales cuya propuesta -lejos de la cansada tendencia a rendir tributos y covers-, es totalmente original, con composiciones propias en un amplio rango de géneros.

In Vitro Music Lab cumple su 14 aniversario, pues esta agrupación, nacida en los albores del presente siglo, ha sido una de las pioneras en el rock yucateco contemporáneo, con evidentes influencias de subgéneros que oscilan entre el rock clásico, el metal, el blues e, incluso, la música folk, ya que incorpora poesía y referencias literarias en sus letras. 

Malafacha Show es una agrupación heredera de muchas otras ya extintas, en la cual se incorporan ritmos latinocaribeños, generando un sonido muy especial, donde sin importar si se trata de son, cumbia, guaracha o rumba, la impronta peninsular está presente en sus canciones y hasta en las chanclas. Parecido es el caso de Refugio Hidalgo y su ensamble, compuesto por músicos multi-instrumentistas, que abrevan de géneros como rock, funk, jazz y electrónico.

Dicho lo anterior, para propios y extraños el Festival de Música Urbana se presenta como una inmejorable forma de escuchar una muestra de la producción musical reciente en Yucatán, donde no están todos los que son, pero sí son todos los que estarán hoy por la tarde y, esperemos, en el futuro. Nos vemos allá...

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios