18 de Septiembre de 2018

Opinión

Derrumbe ocurrido en la Casa del Gobernador en Uxmal, en 1926

En un reporte de Eduardo Martínez Cantón pedía evitar nuevos derrumbes apuntalando y reponer hasta donde sea posible los elementos de ornamentación derrumbados.

Compartir en Facebook Derrumbe ocurrido en la Casa del Gobernador en Uxmal, en 1926Compartir en Twiiter Derrumbe ocurrido en la Casa del Gobernador en Uxmal, en 1926

Encontré un reporte firmado por el Sr. Eduardo Martínez Cantón y relacionado con una visita de inspección a Uxmal en compañía del inspector José Erosa Peniche, para evaluar los trabajos más urgentes a realizar, evitar nuevos derrumbes apuntalando y reponer hasta donde sea posible los elementos de ornamentación derrumbados.

Divide al edifico en tres partes bien delimitadas por dos arcos o bóvedas.

El cuerpo norte: en su esquina noroeste se desplomó parte de la decoración del friso con una longitud de 7.20 m. y un ancho que abarca de la moldura media hasta la altura del techo. 

Los elementos que integraban la fachada estaban amontonados al pie del muro y recomendó que permanecieran allí hasta reponerlos, pues la práctica ha demostrado que todas las piedras enterradas se conservan mejor.   

En este mismo costado la parte del friso que se conserva en pie presenta un pequeño desplome a consecuencia de una grieta de 8 cm de ancho. 

Por lo tanto, apuntaló este sector, ya que la corriente del agua de lluvia que se filtra puede ocasionar nuevos desplomes. 

En la parte superior de la esquina noreste de este mismo cuerpo se derrumbó la parte superior y deja expuesta una grieta vertical. 

En el costado este del cuerpo norte la decoración de la fachada así como en los dinteles de cada una de las dos entradas también se ha venido abajo. 

El arco que divide el cuerpo norte del cuerpo central también ha perdido varios elementos que forman parte de su decoración.

El cuerpo central de la Casa del Gobernador seguía estable, ya que el friso en sus costados poniente y oriente  estaban desplomados antes de 1841. 

El cuerpo sur: en el mismo reporte menciona que recientemente perdió sectores del friso en los costados sur y suroeste.  

Hasta el año de 1825 el edificio estaba completo, pero antes de 1841 se vino abajo parte del friso del cuerpo central. 

En 1926 ocurre el segundo desplome en otros sectores del edificio. 

Estas afectaciones ocurrieron en un rango de entre 85 a 90 años. 

Esto demuestra la resistencia de los morteros y el sistema constructivo de las edificaciones prehispánicas que, aún con las inclemencias del tiempo y demás agentes que inciden en su deterioro se reflejan en una amplia gama de patologías. Sin embargo, aún se conservan en pie.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios