14 de Diciembre de 2017

Opinión

Mi deseo: una elección limpia

Todos estamos llamados a acudir a las urnas a depositar nuestro voto y espero que los ciudadanos superen en número y tranquilidad las del más reciente proceso democrático de 2012.

Compartir en Facebook Mi deseo: una elección limpiaCompartir en Twiiter Mi deseo: una elección limpia

El panorama está completo, para las elecciones del próximo domingo, en las que las y los ciudadanos habrán de elegir a sus representantes, en las 106 presidencias municipales del Estado y en los congresos estatal y federal.

En colaboración anterior recordamos que el derecho a elegir a quienes conducirán los destinos de las comunidades correspondientes está en manos de la ciudadanía, que a través de ese proceso democrático delega el poder en quienes considera son la o las personas idóneas para tal fin.

Confío y espero que este proceso electoral se desarrolle sin contratiempos, en paz y con altura democrática, de acuerdo con la civilidad que han demostrado las y los habitantes de este rincón de la patria mexicana.

Todos estamos llamados a acudir a las urnas a depositar nuestro voto y espero que los ciudadanos superen en número y tranquilidad las del más reciente proceso democrático de 2012, en el que un millón 25 mil 121 personas acudimos a cumplir con ese derecho.

Hubo tiempo, durante las campañas electorales, para conocer a los aspirantes a cargos de elección popular, tanto su trayectoria como sus pensamientos y objetivos en el desempeño de las funciones a las que aspiran.

Este tiempo de silencio previo a las elecciones nos da la oportunidad de reflexionar para entregar nuestro sufragio a las personas que consideremos más idóneas.

Y a los y las aspirantes hay que pedirles que si consideran la existencia de alguna irregularidad en las elecciones, hago votos por que no exista ninguna inconformidad, que ésta sea resuelta acorde con las leyes y reglamentos ya  aprobados.

Tengamos, pues, una jornada cívica ejemplar que ojalá nos lleve a comprobar, con la participación de la ciudadanía en pleno, no sólo el interés por elegir a sus autoridades, sino la madurez de aquellos o aquellas a quienes el voto limpio de las y los ciudadanos no los haya favorecido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios