25 de Septiembre de 2018

Opinión

Desperdicio de senadurías

El PRD a partir de 2006 se ha dado el lujo de desperdiciar las senadurías de primera minoría...

Compartir en Facebook Desperdicio de senaduríasCompartir en Twiiter Desperdicio de senadurías

El PRD a partir de 2006 se ha dado el lujo de desperdiciar las senadurías de primera minoría que ha conquistado superando al PAN, ya que sin excepción las fórmulas del PRI han salido triunfantes a lo largo de la historia.

De mal gusto fue la postulación de José Luis Máximo García Zalvidea, designado como candidato por su hermano Juan Ignacio desde la cárcel de Cancún. En ese proceso de 2006 triunfó la fórmula encabezada por el ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell (PRI), acompañado por la verde ecologista Ludivina Menchaca Castellanos.

En 2012 el PRD tenía como candidato de lujo a Joaquín González Castro, pero fue desplazado por Luz María Beristain Navarrete, más conocida como “Lady Senadora” por su pleito verbal con la empleada de una aerolínea que le impidió abordar en Cancún.

Claro que la fórmula triunfante fue encabezada por Jorge Emilio “Niño Verde” González Martínez, acompañado por el ex gobernador Félix González Canto (PRI), quien llevó todo el peso de la campaña para remolcar de principio a fin al verde ecologista.

Pero en todos los casos el PRI ha lanzado a candidatos con trayectoria, tal como ocurrió en el proceso de 2000, cuando postuló a los priistas Addy Joaquín Coldwell (Cozumel) y Eduardo Ovando Martínez (Chetumal).

En esa elección histórica el panista chetumaleño Wadi Amar Shabshab obtuvo el triunfo y fue senador de primera minoría, destacando en su encomienda. El camino se le allanó a Wadi Amar porque el PAN se había instalado en Los Pinos y Vicente Fox gobernó de 2000 a 2006.

Pero más allá de esa ventaja significativa, Wadi Amar cumplió certeramente con su responsabilidad, estando a la altura de las exigencias e involucrándose con determinación en sus tareas, tocando puertas y explorando incansable en los laberintos gubernamentales.

Pero a partir de 2006 el PRD desperdicia sus senadurías porque ha enviado a figuras sin el perfil adecuado que se hunden en el anonimato, atrayendo reflectores cuando tropiezan y son balconeados para convertirse en tema de escarnio por una buena temporada, como ocurrió con “Lady Senadora”.

“El Niño Verde” Jorge Emilio González Martínez también ha sido blanco de burlas, pero en todo caso es una posición cedida por el PRI a su aliado Verde Ecologista, partido que difícilmente lanzará de nuevo al Senado a un elemento tan despreciado, sobre todo fuera de Quintana Roo.

Desde entonces el PAN no ha instalado un senador de primera minoría, ya que el efecto López Obrador ha hecho posibles los triunfos de los desubicados perredistas José Luis Máximo García Zalvidea y Luz María Beristain Navarrete.

Por cierto, desde 2006 el político chetumale-ño no ha tenido la fortuna de llegar al Senado de la República.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios