18 de Diciembre de 2018

Opinión

Día de la Marina, no de la Armada

El festejo de mañana no es sólo para aquellos a los que llamamos marinos, sino también para el pescador, para el guardafaros y para todos aquellos que, simplemente, viven (y mueren) en el mar...

Compartir en Facebook Día de la Marina, no de la ArmadaCompartir en Twiiter Día de la Marina, no de la Armada

Mañana se celebra el Día de la Marina Nacional, no exclusivo de la Armada, sino de esa gran fuerza de trabajo que constituyen hombres y mujeres que viven del y para el mar.

Quizás la confusión se deba a que los presidentes suelen encabezar el acto oficial con integrantes de la Marina de guerra, como lo hará mañana Enrique Peña Nieto en Puerto (Madero) Chiapas.

Recordemos que la nacionalización de la Marina se dio al promulgarse la Constitución de 1917; el artículo 32 estableció que los tripulantes de barcos con bandera mexicana (y también los de aeronaves) deben ser mexicanos. El 3 de junio de ese año, el buque mercante Tabasco concretó este anhelo al realizar una travesía con tripulación mexicana, de Veracruz a Progreso, Yucatán.

Pero no fue sino hasta el 1 de junio de 1942 cuando se celebra por primera vez el Día de la Marina. El objetivo era homenajear a todas las personas que realizan alguna actividad en el mar, como los marinos mercantes, pescadores, prestadores de servicios turísticos, guarda-faros, personal de las capitanías de puerto, agentes navieros y, desde luego, a los marinos militares.

Y es que a menudo se olvida que en el amplio espacio de nuestros mares se desarrollan actividades comerciales de pesca y de turismo cuya importancia económica es fundamental para México, de ahí nuestra sugerencia de incluirlos más en estas celebraciones.

Además, desde 1991 se instituyó el 23 de noviembre como Día de la Armada. Se eligió ese día por su papel en la consolidación de la Independencia y su contribución a la defensa exterior e interior del país, pues el 23 de noviembre de 1825, el capitán de fragata Pedro Sáinz de Baranda logró la rendición del último reducto de tropas españolas en territorio mexicano, en la fortaleza de San Juan de Ulúa.

Así que, mañana 1 de junio felicitamos a todos los que contribuyen al desarrollo de nuestra nación en nuestros mares y costas, desde el más humilde pescador, hasta el capitán de Altura o Almirante. ¡Enhorabuena!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios