22 de Septiembre de 2018

Opinión

Día del Trabajo

Fue en el año 1913 cuando se celebró por primera vez el Día del Trabajo en México...

Compartir en Facebook Día del TrabajoCompartir en Twiiter Día del Trabajo

Fue en el año 1913 cuando se celebró por primera vez el Día del Trabajo en México, con la organización de un desfile en el que participaron obreros que exigían el respeto a sus derechos laborales.

En 1923, cuando Álvaro Obregón era presidente del país, fue que se acordó que el primero de mayo se fijaría como el Día del Trabajo en México; sin embargo, no fue sino hasta 1925, cuando el presidente Plutarco Elías Calles estableció la celebración de forma oficial.

A 110 años de las huelgas de Cananea y Río Blanco y a 130 años de las movilizaciones en Chicago, las luchas laborales de la clase trabajadora en México no han prosperado y aún quedan muchos pendientes, entre los que se encuentran: lograr mejores condiciones salariales y garantizar la seguridad social para todos los trabajadores que a tres años de aprobarse la reforma laboral, estos frutos todavía no se ven reflejados.

En este Día del Trabajo, “no hay nada que celebrar” ya que la deuda histórica con ellos todavía está muy lejos de quedar saldada.

Existe una indiferencia de las autoridades y de la sociedad misma hacia la clase trabajadora, no hay lo suficiente para que el trabajador tenga holgura en su vida porque las cosas han sucedido así, se ha depreciado el salario, aunque se tiene el control de la inflación”.

La mano de obra mexicana es de las más baratas del mundo, se ha perdido el 75 por ciento de la capacidad del salario y están en condición de pobreza.

El Seguro Social debe ser una garantía de servicio médico para la sociedad mexicana,  70 millones de personas dependen de este servicio. 

Entre los principales avances en la actual administración que favorecen directamente a los trabajadores, se encuentra la homologación del salario mínimo a una única zona geográfica cuyo índice actualmente se ubica en 73.04 pesos por día trabajado.

Además, la desindexación de los mínimos, avalada por unanimidad por el Congreso de la Unión, abre la puerta a la clase trabajadora para que se apruebe un incremento salarial que le permita percibir al menos un sueldo que cubra sus necesidades básicas, como lo establece la Constitución de comida, vestido y escuela.

Uno de los grandes pendientes es ahora la reestructuración de los sistemas de pensiones y seguridad social, la conveniencia de elevar la edad de cesantía del trabajador con la intensión de que se alargue su vida laboral activa y de esa manera desahogar la grave crisis por la que están pasando los sistemas de seguridad social.

Este año además se cumplen 110 años de la Huelga de Cananea, que inició el primero de junio de 1906, en Sonora; junto con la Huelga de Río Blanco en Veracruz, representan los dos movimientos de trabajadores más representativos para la clase trabajadora de México. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios