23 de Septiembre de 2018

Opinión

Dígale no a #QueSeVayaLauraBozzoDeMéxico

Pobres políticos, tanto trabajo que les ha costado parecer damnificados como para que ahora todavía tengan que hacerse niños exploradores, al estilo de Agallón Mafafas.

Compartir en Facebook Dígale no a #QueSeVayaLauraBozzoDeMéxicoCompartir en Twiiter Dígale no a #QueSeVayaLauraBozzoDeMéxico

Sobre todo porque en estos momentos climáticamente trágicos, con la patria en vilo por la renuencia de Tláloc de calmar su ira (debe estar muy molesto porque las autoridades están tocando en la ventanilla incorrecta, la de San Pedro), no cae mal que una egregia figura de la filantropía, Laura Bozzo, salve a los más desprotegidos.

Además, al verla bajar en cuerdas desde un helicóptero proveniente de las tierras mágicas del Edomex eruvieliano, nuestros políticos seguramente se sentirán obligados a superarla. Ya no bastará con caminar sobre aguas turbulentas o dar grandes lecciones discursivas con la panza a medio río; ahora tendrán que hacerle como la señorita Laura, ellos que tanto se burlaron de Calderón cuando descendía a rapel hacia cuevas.

Pobres políticos, tanto trabajo que les ha costado parecer damnificados como para que ahora todavía tengan que hacerse niños exploradores, al estilo de Agallón Mafafas, el Zorro del Desierto de los Leones. Digo, no están acostumbrados a salir de su zona de confort, no son como la seño Laura que con singular delectación afirma que le gusta cargar cajas y ensuciarse en el lodo. No se vale.

Y ahora bien, si en efecto estas masas furibundas que ven a Laura Bozzo, tan culta y venerable, logran que pierda la chamba y sea echada del país, ¿quién nos la recibe? Ya hay una movilización en Perú para impedir tal cosa, a menos que nos manden a los Fujimori y a Abimael Guzmán.

O sea, que nos puede pasar como todos esos policías que han reprobado el examen de confianza y que luego no sabemos qué hacer con ellos. Por lo menos en la corporación se sabe más o menos por dónde delinquen, como los del Heaven.

A diferencia de lo que dice Eugenio Derbez, en el sentido de que el pueblo está cansado no de tanta pinche transa, sino de ver puro cine pretencioso —sí claro, en México se atascan las salas para ver filmes pretenciosos—, los televidentes nunca nos cansaremos de escuchar ese grito de la selva melodioso: ¡Que pase la desgraciada! Qué bien que le exija a Carmen Aristegui derecho de réplica, incluso exponiéndose a que todos los desgraciados que han pasado por su programa exijan lo mismo. Por eso y muchas cosas más, díganle no al #FueraLauraBozzoDeMéxico.

www.twitter.com/jairocalixto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios