19 de Septiembre de 2018

Opinión

El dilema de escribir en maya

La maya es una lengua básicamente oral y muy pocos la leen y escriben...

Compartir en Facebook El dilema de escribir en mayaCompartir en Twiiter El dilema de escribir en maya

Es frecuente que instituciones o personas, maya hablantes o no, se enfrenten al dilema de cómo escribir correctamente una expresión maya en español, situación común en regiones como la península, donde coexisten dos lenguas. La maya es una lengua básicamente oral y muy pocos la leen y escriben.

En ocasiones se tienen que consultar diccionarios o a especialistas, quienes no siempre sacan del apuro: ¿Escribir con algún alfabeto tradicional o de acuerdo con las nuevas Normas? Así, hallamos expresiones como Coox hanal (Vamos a comer) restaurante de comida yucateca en la Ciudad de México; o Koox/ko’ox hanal/janal (fondas en Mérida), incluso Ko’ox janal, ésta escrita de acuerdo con las “Normas para la Escritura de la Lengua Maya” (2014), basadas del alfabeto maya signado en 1984 que respeta la grafía original en topónimos, patronímicos y nombres propios mayas ya institucionalizados (Kukulcán, Itzaes, Canek).

¿Cómo escribir voces prestadas de la maya de acuerdo con un conjunto de normas que se han dado a conocer de manera muy limitada? Si desde mediados del siglo pasado hasta principios del presente, profesores, escritores, lingüistas o académicos y periodistas lo han hecho con antiguos alfabetos mayas.

En el habla coloquial del español, las voces mayas se adaptan a la morfología española mediante ciertos cambios fonéticos. Muchas pierden total o parcialmente sus tonos que diferencian palabras aparentemente homófonas: tono alto (cháak), tono bajo (chaak) y rearticulado (cha’ak), quedando de manera neutral (chak). Otras voces, como los nombres de comidas y antojitos (poc chuc, tsic, salbut, codzito, pibil, tikin xic, kol, xcatic) se siguen escribiendo con el alfabeto tradicional, y no con el nuevo (póok chúuk, tsi’ik, sáalbuut’, koots’ito, píibil, tikin xiik, k’óol, xkat iik).

Esto no justifica a las instituciones gubernamentales que con frecuencia incurren en errores. Cito dos casos: Lool sak (flor blanca) uno de los nombres mayas ganadores de un concurso organizado por el Ayuntamiento de Mérida para bautizar a un cachorro de tigre blanco nacido en el Centenario, cuando en maya el adjetivo se antepone al sustantivo (sak lool). Otro, es el espectáculo “Noches de Kukulcán” en Chichén Itzá, que erradamente se promueve en distintos medios como Kukulkán. 

Una tarea pendiente es difundir las Normas para planear el desarrollo de la lengua maya, y regular los préstamos lingüísticos al español para evitar su escritura arbitraria. De lo contrario, acabaremos por aceptar la escritura de ambas formas, como: hetzmek/jéets-méek’, hmen/jmeen, pixan/pixán, sacbeh/sak bej, etc.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios