12 de Diciembre de 2018

Opinión

Dime con quién andas... y te diré qué vendes

Los cambios en la vida y en nuestra forma de trabajar al principio siempre son difíciles.

Compartir en Facebook Dime con quién andas... y te diré qué vendesCompartir en Twiiter Dime con quién andas... y te diré qué vendes

Siempre hemos pensado que de las personas con las que te juntas sacas o ellas te sacan tanto virtudes como defectos. El tema de hoy tampoco se queda atrás, aunque a veces tenemos el erróneo pensamiento de que ventas significa sólo hablar de los atributos de nuestro producto o servicio; sobre todo por las expectativas que tiene la gente a la hora de comprar. Por lo tanto, los invito a salirse un poco del esquema tradicional de ventas con enfoque al producto o servicio. 

Te comparto 5 puntos a la hora de vender que te pueden servir para convencer de lleno a tu cliente:

1.- Conocimiento.- Importante partir de hasta qué punto  conoces del producto o servicio, pros y contras, tuyos y de la competencia. El dominio del tema te dará ventaja anticipada sobre cualquier competidor.

2.- Seguridad.- Tanto de lo que vendes como de ti mismo. Una buena combinación de ambas te hace invencible ante cualquier adversario. Sólo recuerda que hay una línea delgada entre el seguro y el soberbio, no la pases nunca.

3.- Garantía.- No sólo para cuestiones de reposición o fallas técnicas, sino también de que es el mejor producto o servicio, y a su vez, también la garantía más difícil de vender, la satisfacción del cliente superando sus expectativas. 

4.- Compromiso.- Con la empresa-marca que representas y con tu cliente mismo. Subirte al mismo tren que tu cliente no sólo habla de tu compromiso, sino de tu convencimiento y confianza total en lo que vendes.

5.- Cumplimiento.- De nada sirven tantas promesas si no lograste cumplirlas. Es mejor un NO anticipado que una mentira alargada que sólo traerá descontento al final a tu cliente y en automático los 4 puntos anteriores quedarán en el suelo. El no cumplir lo prometido es el inicio de grandes catástrofes en las relaciones.

Como mencioné al principio, salgamos un poco de nuestro esquema diario. Los cambios en la vida y en nuestra forma de trabajar al principio siempre son difíciles, pero siempre se hacen para mejorar, nunca para deteriorar nuestra persona, imagen o relación. Cuida siempre estos puntos y te garantizo relaciones a largo plazo con tus clientes.

Atrévete! Te reto a que lo hagas y luego hablamos… Por eso no olvides: Dime con quién andas… y te diré qué vendes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios