21 de Agosto de 2018

Opinión

Dinero y Educación

La situación económica del país mantiene a millones de personas en la incertidumbre, dadas las condiciones actuales, en donde la depreciación de nuestra moneda alcanza niveles nunca antes vistos...

Compartir en Facebook Dinero y EducaciónCompartir en Twiiter Dinero y Educación

La situación económica del país mantiene a millones de personas en la incertidumbre, dadas las condiciones actuales, en donde la depreciación de nuestra moneda alcanza niveles nunca antes vistos y que los políticos y sus reformas parecieran no ser capaces de enfrentar. Sumado a esto, el poder adquisitivo de los mexicanos, va en picada, cada día cuestan más las cosas y los salarios no alcanzan para lo mismo que por ejemplo el sexenio pasado.

Lo comento, ya que, con el regreso a clases y la compra de material escolar, quienes han decidido optar por la educación de sus hijos en escuelas privadas, en unos días tendrán que enfrentar el pago de colegiaturas, situación que si no ha sido bien presupuestada por las familias, podría convertirse en un futuro, en un verdadero dolor de cabeza.

Esto podría ser de otra forma si de verdad quienes son los responsables de la educación en México, no hubiesen dejado desde hace décadas su responsabilidad para brindar una educación pública  de calidad desde el preescolar, hasta la universidad, tal y como lo hacen muchos países en el mundo, en Latinoamérica tenemos el caso de Uruguay; pero el referente mundial de la educación pública es Finlandia, país europeo, que año con año, se mantiene en la primera posición mundial por los resultados de su modelo educativo, basta con revisar las cifras de la prueba PISA y las estadísticas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos.

Contrario a lo que sucede en México, Finlandia absorbe al 100% del costo de su sistema educativo, en el que también están incluidos los materiales y libros, así como transporte y comedores, además del pago de las nóminas de los maestros; realidad muy distinta a la nuestra. Según la asociación Mexicanos Primero, aún con las reformas en materia educativa, el 90% del presupuesto que se destina a este rubro, se va en mantener la estructura administrativa, es decir a aquellas personas que no dan clase, el restante 10% se destina a los millones de estudiantes, maestros y escuelas, una triste realidad, que mantiene a México en los últimos lugares de aprovechamiento entre los países desarrollados y las economías emergentes.

Dada esta realidad, se justifica el por qué millones de padres de familia optan por el modelo privado en todos los estados del país, ya que las cuotas que pagan los papás en la educación privada, superan los recursos que destinan los gobiernos locales a la educación, según cifras de la Secretaría de Educación Pública. Desde 1990 al 2015, las familias han aumentado el gasto para la educación de los menores, hecho que supera las aportaciones de los estados para la educación pública.

Cito al modelo finlandés, ya que es el referente mundial de los beneficios de invertir en educación, ahí están los resultados año con año. Si la casta política mexicana en lugar de regalar televisores, invirtiera en educación, la realidad mexicana al interior y frente al mundo sería completamente distinta. ¡Que la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios