15 de Julio de 2018

Opinión

Dos alcaldes para la silla mayor

Mauricio Góngora Escalante y Eduardo Espinosa Abuxapqui –alcaldes de Solidaridad y Othón P. Blanco – tienen las notas más destacadas en sus encomiendas tan complejas...

Compartir en Facebook Dos alcaldes para la silla mayorCompartir en Twiiter Dos alcaldes para la silla mayor

Mauricio Góngora Escalante y Eduardo Espinosa Abuxapqui –alcaldes de Solidaridad y Othón P. Blanco – tienen las notas más destacadas en sus encomiendas tan complejas. Con mucha destreza y esfuerzo permanente han rescatado sus navíos encallados y que estaban a punto de irse a pique por las dentelladas financieras lanzadas con criminal entusiasmo por sus antecesores.

Ambos gobiernan dos municipios estratégicos y acumulan una experiencia que les ha sido muy valiosa para llevar las riendas de sus demarcaciones. En el caso de Mauricio Góngora, fue Tesorero en el trienio de Román Quian Alcocer y posteriormente titular de Hacienda, posición que le sirvió mucho para arribar a la alcaldía solidaridense.

Mauricio Góngora es una carta muy fuerte para la gubernatura, y llegado el momento su partido lo tendrá en la terna, evaluando trayectorias y potenciales, tanto en el terreno de las destrezas políticas como su vigor y magnetismo como candidato en la batalla suprema.

Viajando en el tiempo, en 2004 el gobernador Joaquín Hendricks Díaz tenía como carta fuerte a Don Víctor Alcérreca Sánchez, quien había tenido un desempeño muy sobresaliente como diputado federal. Alcérreca cumplía de calle los requisitos para ser candidato estelar, pero su punto débil era su anemia como candidato para enfrentar a un huracán categoría cinco, llamado Juan Ignacio García Zalvidea, postulado por el PRD y el PT.

Hendricks valoró el desafío, y decidió que era un riesgo excesivo insistir en la postulación de Alcérreca Sánchez, por lo que entregó la candidatura al cozumeleño Félix González Canto, quien en la elección de febrero de 2005 captó el 40.6 por ciento de los votos, contra el 34.2 del Chacho Zalvidea y el 22.3 captado por Addy Joaquín Coldwell, postulada por la coalición PAN-Convergencia.

Mauricio Góngora tiene enorme potencial para participar en la fiesta grande y es una figura conocida en todo Quintana Roo. Y la exigencia más acentuada está en el plano financiero, sin descuidar la sensibilidad política del gobernante.

En la capital del estado el alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui todavía mantiene sus aspiraciones, aunque su camino ha sido complicadísimo por el estado en el que recibió al paciente, ya que sus antecesores Andrés Ruiz Morcillo y Carlos Mario Villanueva Tenorio trataron al Ayuntamiento como si fuese el peor de sus enemigos.

A Abuxapqui le sirvió mucho su paso por la alcaldía capitalina, de 2002 a 2005, interrumpiendo una racha de interinatos de triste memoria y entregando muy buenas cuentas. De ahí saltó a la Secretaría de Gobierno –al inicio del gobierno de Félix González Canto – y luego a la diputación federal, aunque tenía la mira puesta en la senaduría, posición que quedó en manos del ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell.

En el manejo financiero Abuxapqui metió orden, y por ello Fitch Ratings mejoró la calificación crediticia de este municipio. Es un dato contundente que mantiene con muy buen ánimo al alcalde chetumaleño que la semana pasada estuvo de manteles largos, festejando su cumpleaños en un local de la avenida de los Insurgentes.

Abuxapqui se está fortaleciendo para participar, llegado el momento. Quizá no tenga el músculo al cien, ya que en el proceso sucesorio de 2010 su poderío estaba en su apogeo. 

Y en posición destacada aparece el diputado federal y dirigente estatal del PRI, Raymundo King de la Rosa, quien en esta elección tiene una enorme encomienda: ganar en los tres distritos electorales, aunque en el primer distrito van en coalición con el Verde Ecologista y el candidato es Remberto Estrada Barba. 

Cuando se quiere, se puede 

Javier Esquivel Noh trabajaba como intendente en la escuela Ignacio Zaragoza de Cozumel, pero en el ciclo que concluyó dejó de acudir a su centro de trabajo. Ante ello, la directora Ana Orona lo reportó a la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) y le levantó un acta de abandono, pero esta no procedió. Y para sorpresa de todos no sólo fue reincorporado, ya que lo enviaron a la escuela Juan de Grijalva.

Todo por ser esposo de una líder de colonias del PRI, y por ello el Jurídico de la SEyC lo consintió a ese extremo. Nada sorprendente a estos niveles.

La señora María Antonia Cardeña Ancona era una intendente en la escuela secundaria Técnica Número 6 José Vasconcelos. Tenía apenas entre cinco y seis años de servicio, y por su antigüedad no podía pensionarse. Por estar enferma renuncia directamente ante la Secretaría de Educación, y le dan la plaza a su hijo Ernesto Quiñones Cardeña. Por cierto, Doña María Antonia es una líder de colonias del PRI.

En cambio, a muchos empleados del área administrativa de la SEyC les dicen que no pueden heredar sus plazas a sus familiares, o incurren en tortuguismo para desalentarlos. Cuando se quiere, se puede.

La Sección XXV del SNTE no ha metido la mano para apoyar a decenas de empleados que están en esta situación tan apremiante, tomando en cuenta que las fuentes laborales están muy escasas en nuestro estado.

Un profesor afectado me reporta que desde hace un año a varios compañeros de Educación Especial les dejaron de pagar el Transporte Marítimo, apoyo dado para cruzar a las islas. Los profesores afectados están muy molestos y piden que este apoyo se les pague con retroactivo.

Bienvenido a la batalla

El portal Periodistas del Caribe ya está de nuevo en activo. Es el medio de expresión de nuestra Asociación Civil en la que participo con decenas de compañeros entusiastas.

En periodistasdelcaribe.com abriremos el debate con responsabilidad, con columnistas con mucha destreza que exponen los temas de nuestro tiempo, incluyendo las campañas políticas que no prenden por las excesivas restricciones del Instituto Nacional Electoral (INE).

Y hablando de campañas, mi vecino me interceptó esta mañana y me dijo: “mira, el Verde sí cumple”. Y me mostró una mochila enviada por este partido político a su hijo que estaba loco de contento.

El obsequio enviado por una empresa de mensajería, además de la hermosa mochila: libros, una playera, un cuaderno, libros con tema ecologista y un termo verde.

“Dicen que esto es indebido, porque pretenden convencerte para que votes por ellos”, le dije.

“Que digan misa, porque mi hijo está rete contento. Esto no tiene precio, vecino”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios