25 de Septiembre de 2018

Opinión

Dos ex gobernadores en el Congreso

En contadas ocasiones dos ex gobernadores coinciden en un evento de letras, más allá de la hipocresía política que obliga a muchos a estar presentes...

Compartir en Facebook Dos ex gobernadores en el CongresoCompartir en Twiiter Dos ex gobernadores en el Congreso

En contadas ocasiones dos ex gobernadores coinciden en un evento de letras, más allá de la hipocresía política que obliga a muchos a estar presentes, pero con el corazón en otros confines. Jesús Martínez Ross y Miguel Borge Martín llegaron este viernes al Congreso del Estado, donde sería presentada la más reciente obra de nuestro historiador Francisco Bautista Pérez, “de Territorio a Estado, testimonios de un reportero”.

El escritor  y periodista chetumaleño Héctor Aguilar Camín destacaría como uno de los comentaristas de esta obra que recupera y recrea diversos episodios de una etapa fascinante de Quintana Roo, lo que explica la presencia de estos dos ex gobernantes con estilos tan distantes. Subrayar que son dos ex gobernadores es muy importante, como se comprobará líneas abajo.

Puntual y en primera fila, al lado de la ex diputada local priista Martha Silva, Don Chucho estuvo muy atento a la emotiva presentación del libro, hecha de entrada por Gilberto Calderón Romo, representante del ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell, quien aportó su grano de arena para financiar la publicación del libro que permaneció en el congelador burocrático por muchas lunas llenas.

Don Gilberto enumeró todos los apellidos de Chetumal: Erales, Camín, Sangri, Barquet, Eljure, Farah, Hadad, Mólgora, Baroudi. Tantos, como un pase de lista en la escuela.

Carlos Cardín Pérez, Artemio Caamal Hernández y Roberto Coral García, ex dirigentes de la maquinaria priista capaz de ganarle la elección al mismo Fidel Castro en Cuba, ocuparon las primeras y segundas filas en el vestíbulo del Congreso.

Don Francisco Bautista lanzó una propuesta dirigida a Manuel Valencia Cardín, Secretario Particular y representante del gobernador Roberto Borge. Propuso entregar sus archivos que ha acumulado por décadas.

Nuestro historiador se ha entregado a esa apasionante tarea de tiempo completo. Su casa es su centro de operaciones, similar al campo de batalla de un científico que habitualmente se olvida de comer y afeitarse.

Un catedrático de la UQROO intervino al fondo, dando la bienvenida a ese tesoro porque a su decir nuestra “máxima casa de estudios” cuenta con las instalaciones y el personal para clasificarlo.

Supongo que su Rectora Elina Coral Castilla tuvo tareas más importantes que reclamaron su presencia, ya que de lo contrario estaríamos ante un desaire con todas sus letras. Pero ahí estuvo en cambio el catedrático chetumaleño Raúl Arístides Pérez Aguilar, de reciente ingreso a la Academia Mexicana de la Lengua.  

Francisco Bautista dijo que visitó la madriguera del ex presidente Luis Echeverría Alvarez para invitarlo a la presentación de su libro. El villano de 1968 y 1971 le entregó un mensaje que leyó ante los invitados:
“Dales mi saludo muy cariñoso a los habitantes de Quintana Roo, del estado que vimos nacer, que ha creciendo y sigue creciendo muy vigoroso para orgullo de los mexicanos”. Y Los aplausos llovieron como mosquitos de temporada.

Bautista propuso que por justicia histórica el nombre de Luis Echeverría sea colocado en letras doradas en el recinto del Congreso local, y por la reacción de todos los presentes la propuesta tiene permiso.

Casi al final arribó Miguel Borge Martín, el gobernante más comprometido con la cultura en todos los tiempos. Y casi de inmediato fue por su libro para que lo autografiara Bautista, con quien intercambió impresiones.

Tan sólo tres diputados locales estuvieron presentes en el evento. Uno de ellos, Manuel Aguilar Ortega, Presidente de la Gran Comisión, obligado por ser anfitrión. La diputada chetumaleña Alondra Herrera Pavón acudió, al igual que un diputado suplente.

El acentuado analfabetismo de nuestros diputados no tiene perdón, ya que sus dominios fueron visitados por hombres de otras dimensiones, incluyendo ante todo a nuestro Elio Carmichael, autor de los murales del Congreso que tampoco pueden comprender esos “legisladores” descorteses. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios