18 de Septiembre de 2018

Opinión

Educación sexual como proyecto de vida

El embarazo en adolescentes en México es un fenómeno que tiene una alta incidencia y múltiples consecuencias...

Compartir en Facebook Educación sexual como proyecto de vidaCompartir en Twiiter Educación sexual como proyecto de vida

El embarazo en adolescentes en México es un fenómeno que tiene una alta incidencia y múltiples consecuencias. La más seria es la deserción escolar: de ahí que se contemple en la agenda social del país.

En días pasados se dio a conocer el informe de Maternidad en la niñez, del Fondo de la Población de las Naciones Unidas; en él se dice que México ocupa actualmente el primer lugar entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en cuanto a embarazos en adolescentes y jóvenes de entre 15 y 19 años.

De los países miembros de la OCDE, México tiene la tasa de natalidad más alta en adolescentes y jóvenes con 64.2 por cada mil nacimientos; mientras que Suiza reporta la más baja, con 4.3. Aunque Quintana Roo se encuentra debajo del promedio nacional, no quiere decir que el problema no se deba atender, y sobre todo prevenir.

Entre las causas de los embarazos en adolescentes, están la pobreza generalizada, ya que tres de cada cuatro menores tiene alguna carencia social, (se consideran pobres a 21 millones de infantes de los 39 millones 200 mil que viven en el país). La aceptación del matrimonio joven por parte de las comunidades y la familia, aspectos sociales, culturales, económico laborales, psicológicos y de salud inciden en distintos niveles de la problemática.

La sexualidad como proyecto de vida, es toda una cultura que debería estar basada en la prevención, así pues: los padres, nos preocupamos porque nuestros niños, se cepillen sus dientes, se bañen bien, se limpien su nariz y les enseñamos a cruzar la calle, pero nunca les enseñamos a que conozcan sus órganos reproductivos, ni el inicio de su desarrollo; los padres no somos capaces de darles información, orientación y mucho menos educación sexual a nuestros hijos.

Los padres pensamos en educar a nuestros hijos a corto plazo y a los menores costos para nosotros, pero no en los altos costos ni en las consecuencias de la desinformación sexual y dejamos que nuestro hijo, hija, adquiera información sexual fuera del hogar, que por lo regular no es buena y cuando se da un embarazo o una enfermedad de transmisión sexual, damos el grito en el cielo. 

De ahí que de acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas, los principales riesgos en la salud sexual reproductiva de los adolescentes son: el inicio no planeado, desprotegido de su vida sexual; la exposición a embarazos no deseados; el riesgo a contagiarse con infecciones de transmisión sexual, como el VIH/Sida, problemática que empobrece al adolescente, a la familia y a un sistema económico y de salud de antemano deteriorados. 

La titular de la Secretaría de Salud, Mercedes Juan, trabaja para enfrentar el problema de embarazos en adolescentes por lo que prevé asegurar el abasto de anticonceptivos y su acceso efectivo en 2014, ante la detección del problema de acceso y abasto de métodos anticonceptivos en casi todo el país, para adolescentes.

Dijo que en 2012 ocurrieron en México 2.2 millones de nacimientos, uno de cada seis, es decir, 16.4 por ciento, fueron de madres adolescentes de 15 a 19 años de edad. Mencionó que el 2 de diciembre inició la difusión de la campaña de planificación familiar en su versión “Prevención del embarazo en adolescentes”, a través de televisión, radio y redes sociales de Internet, la cual se pretende continuar en 2014.

A través de ese programa, explicó, se transfieren recursos a los estados para llevar a cabo foros y actividades juveniles sobre salud sexual y reproductiva, capacitación y sensibilización de prestadores de servicios e instrumentación del modelo de atención integral a la salud sexual y reproductiva para adolescentes, diseñado en colaboración con el Fondo de Población de Naciones Unidas.

Esperaremos que no sea solo demagogia lo dicho por Mercedes Juan, y que para el 2015 nos ocupemos de otros asuntos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios