20 de Septiembre de 2018

Opinión

Educación vial obligatoria

El uso del espacio vial sin respetar la normativa correspondiente es algo que nadie debería hacer, pero el problema es que prácticamente nadie ha leído el reglamento.

Compartir en Facebook Educación vial obligatoriaCompartir en Twiiter Educación vial obligatoria

Manejar por las calles de la ciudad de Mérida es una actividad que cada día es más peligrosa, especialmente por la falta de respeto a la normativa de nuestra Ley de Tránsito y Vialidad, un instrumento amplio, claro y muy completo. El uso del espacio vial sin respetar la normativa correspondiente es algo que nadie debería hacer, pero el problema es que prácticamente nadie ha leído el reglamento, aunque lo tengan en la guantera.

El mal uso del espacio vial como estacionamiento es un factor de riesgo que incide en la enorme lista de accidentes viales que día a día se presentan en nuestra ciudad; una de las pésimas costumbres es el estacionarse a escasos centímetros de las esquinas, sin respetar la norma que establece que está prohibido estacionarse a menos de 15 metros de una intersección vial; al hacer esto reducen la visibilidad, especialmente en los cruzamientos no semaforizados, lo que obliga a los conductores a tener que asomar una buena parte de su vehículo para tratar de ver si no viene nadie, y muchas veces al hacerlo son chocados y quien es el culpable real es el que está mal estacionado; peor aún es la falta que cometen los que se estacionan en los chaflanes de muchas esquinas, reduciendo aún más la visibilidad al conductor que quiere atravesar una calle.

Además de esta prohibición, existen otras 24 condicionantes para el uso de la vecindad de las aceras como estacionamiento, muchas de las cuales tampoco son respetadas, especialmente por su desconocimiento. En el pasado mencioné otro serio problema que afecta la circulación segura y que es estacionarse a ambos lados de una vía de un solo sentido, ya que la ley establece que en ellas sólo es permitido estacionarse sobre el lado derecho del sentido de circulación, y en las calles de dos sentidos, sin camellón, donde sólo se puede estacionar a la vera de las aceras oriente o sur de la superficie de rodamiento. Si estas normas se respetaran, nuestras calles serían más seguras y tendrían una mejor circulación.

Peor es la falta de respeto al hacer alto en los espacios del peatón, especialmente en las cruces para personas con discapacidad, cuyos cajones en muchos estacionamientos tampoco son respetados. Tenemos que educar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios