21 de Septiembre de 2018

Opinión

El decepcionado Chetumal aguarda candidato

Para el proceso mayor de 2018 la capital del estado será disputada...

Compartir en Facebook El decepcionado Chetumal aguarda candidatoCompartir en Twiiter El decepcionado Chetumal aguarda candidato

Para el proceso mayor de 2018 la capital del estado será disputada –como los otros 10 ayuntamientos– en un encontronazo que será contagiado por la candidatura presidencial del morenazo Andrés Manuel López Obrador. Pero en nuestra capital hay manifestaciones de desencanto ciudadano, y estos hombres y mujeres han abandonado la comodidad de las redes sociales para desbordarse en las calles, en protesta por los gasolinazos lanzados por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Chetumal ya demostró que puede fulminar con su voto a los priistas, acostumbrados a aplicar el ungüento de las despensas y los 200 pesos para domar a las fieras. Pero el proceso local del pasado cinco de junio fue una dolorosa lección para ese priismo tramposo acostumbrado a ganar a golpe de billete y echando mano de su estructura, con una capacidad de movilización históricamente demoledora.

El alcalde chetumaleño Luis Torres Llanes pretende ser diputado federal o senador, y su posición quedará vacante para quienes no están a la altura de la tremenda exigencia. Porque los panistas no cuentan con una figura altamente competitiva y ya no tendrán a su favor la efervescencia que los acompañó en los comicios de 2016. Pero además panistas y perredistas irán en camas separadas a la guerra porque el rumbo lo marca la elección presidencial.

Los perredistas no pesan en la capital que puede abrir sus brazos a Morena, con la condición de que postulen a un candidato atractivo para los electores que mantienen la moneda en el aire, decepcionados del PAN y del PRD, pero sin olvidar los agravios de un priismo delincuente que tanto los dañó.  

En nuestra capital están colocados los cimientos para la construcción de una candidatura ciudadana condenada al triunfo, a menos que Morena se anime a competir en serio. 

Miguel Ramón, el único bombero

El ex alcalde priista de Solidaridad, Miguel Ramón Martín Azueta, ha sido el único integrante del gabinete que aparece como apagafuegos en las situaciones de mayor tensión. El Jefe de la Oficina del Gobernador ha tenido la lectura precisa de lo que se necesita en esta fase tan complicada de arranque de administración: aparecer y resolver, cuando otros adoptan un bajo perfil y eluden su responsabilidad con excesiva prudencia y hasta con pánico. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios