19 de Noviembre de 2018

Opinión

El día que el Congreso protegió al "narco" michoacano

Lo que no se ha visto es que nadie asuma las consecuencias de haber hecho diputado a Julio César Godoy Toscano.

Compartir en Facebook El día que el Congreso protegió al "narco" michoacanoCompartir en Twiiter El día que el Congreso protegió al "narco" michoacano

Ahora que Michoacán está en llamas, recuerdo una foto: Julio César Godoy Toscano custodiado por el priista Rubén Moreira, sí, ese, el hoy gobernador, y Telma Guajardo, diputada del PRD. Moreira era el presidente de la Comisión de Derechos Humanos. Que conste.

Godoy Toscano aparece con el brazo extendido jurando. No se ve, pero frente a él estaba en la “más alta tribuna de la nación” el entonces presidente del Congreso José Carlos Ramírez Marín. Sí, el mismo que hoy es secretario de Estado. Era el 23 de septiembre de 2010, alrededor de las 11 de la mañana. Un año había andado a salto de mata el medio hermano del gobernador después de haber sido acusado por la Procuraduría General de la República de ser cómplice de la organización La Familia michoacana.

La entrada de Godoy al salón había sido producto de una intensa negociación en la Secretaría de Gobernación, en aquel entonces el titular era José Francisco Blake; la cúpula perredista y el PAN. Los perredistas presionaron para que el gobierno de Calderón alejara de San Lázaro a la PGR y la Policía Federal y Godoy pudiera entrar. Alejandro Encinas insistió, el PRI jugó, como acostumbraba en ese entonces, de a muertito, Josefina Vázquez Mota se opuso. El perredista dijo que su partido asumiría las consecuencias. Lo metieron a escondidas y lo presumieron. Inolvidable la sonrisa de Godoy Toscano frente a la prensa los días posteriores a la toma de protesta, sus entrevistas diciéndose indignado por tan falsas acusaciones. El gobernador, su medio hermano, también perredista, prefirió callar.

La Procuraduría General de la República mandó al Congreso el paquete de evidencias alrededor de la acusación. Entre esas pruebas la grabación de una conversación entre La Tuta, líder de La Familia y Godoy. Se conocen, se tratan bien.

“Ya ve, compa —le dice Godoy al final de la conversación–, pues échele ganas, hay que andar con mucho cuidado, porque la cosa anda caliente.”

“Ah, usted no se preocupe compadre —dice La Tuta— primeramente Dios, vamos a durar muchos años y libres.”

No estaba tan equivocado La Tuta, tan libre hoy como Godoy.

Lo que no se ha visto es que nadie asuma las consecuencias de haber hecho diputado a Julio César Godoy Toscano. Los ciudadanos michoacanos han padecido las consecuencias, pero es distinto.

Twitter: @puigcarlos

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios