21 de Septiembre de 2018

Opinión

El futuro en la palma de la mano

El rápido crecimiento de la telefonía móvil es un factor clave que impulsa el cambio hacia lo digital de los productos de noticias.

Compartir en Facebook El futuro en la palma de la manoCompartir en Twiiter El futuro en la palma de la mano

Las discusiones, grillas, cabildeos, negociaciones y broncas por la reforma a las leyes que rigen las telecomunicaciones tienen una parte de pirotecnia y otra parte de futuro.

Tiene lógica que nos emocionemos con los asuntos de tele abierta, que huele a pasado casi tanto como la telefonía fija, pero las palabras Slim y Televisa pesan harto en nuestro imaginario periodístico.

El futuro está en otra parte. Está en la palma de la mano. En nuestros aparatos con los que, además, hablaremos por teléfono, aunque cada vez menos. El futuro está en lo móvil y la industria lo sabe. La producción de esos contenidos y la manera de entregarlos es la clave del futuro para las telecomunicaciones.

Esta semana se dio a conocer el informe del “Estado de los Medios” que cada año elabora el Centro Pew para la Excelencia en el Periodismo. En su capítulo sobre lo que está sucediendo el ámbito de lo digital —por cierto, la única categoría en que el consumo de noticias ha aumentado en Estados Unidos— le dedican un buen espacio a lo móvil, y aunque en México estamos apenas comenzando las cosas, también aquí van por ahí.

Resumo algunos de los hallazgos del informe:

El rápido crecimiento de la telefonía móvil es un factor clave que impulsa el cambio hacia lo digital de los productos de noticias. De hecho, la proliferación de dispositivos está dando lugar a un nuevo consumidor de noticias multiplataforma, uno que accede a través de una combinación de diferentes dispositivos y fuentes tradicionales.

En Estados Unidos 31% de los adultos poseen ahora una tableta, tres veces más que en mayo de 2011. Los teléfonos inteligentes con acceso a internet son aun más: 45% de los adultos posee un smartphone hoy. Las ventas del iPad de Apple eran 65.7 millones en todo el mundo o alrededor de 62% del mercado total de las tabletas y el iPad más pequeño parece ir despegando rápidamente. Una multitud de tabletas basadas en Android, incluyendo el Kindle Fire de Amazon, la línea Nexus de Google y los dispositivos Samsung Galaxy —muchos de ellos más baratos que los productos de Apple— han ampliado considerablemente el mercado.

De los propietarios de tabletas, el 64% dice que reciben noticias en sus dispositivos semanalmente y 37% reportan hacerlo todos los días, de acuerdo con una encuesta realizada por el Pew Research Center y The Economist Group. La tendencia es casi idéntica para los propietarios de teléfonos inteligentes —62% recibe noticias en su dispositivo semanalmente y el 36 lo hace diariamente—.

“La tendencia está cambiando rápidamente el equilibrio hacia los (dispositivos) móviles. El mes pasado, 32 por ciento de mi tráfico procedía de algún móvil”, expuso Raju Narisetti, entonces el jefe de la Red Digital de The Wall Street Journal, en una presentación en febrero durante la conferencia de prensa digital Estrategias en Londres. Hace un año era de 20 por ciento y en un año a partir de ahora será del 50 por ciento.

La mayoría de usuarios de noticias móviles no están sustituyendo una plataforma con otra, sino que están consumiendo más noticias. Más de la mitad de los usuarios de noticias en tabletas, un 54%, dice que también ven noticias en un teléfono inteligente, 77% también accede a las noticias en una computadora de escritorio o laptop, 50% recibe noticias en formato impreso y una cuarta parte obtiene las noticias en las cuatro plataformas. Del mismo modo, alrededor de tres cuartas partes de los propietarios de teléfonos inteligentes dicen que también acceden a las noticias en computadoras de escritorios y laptops, mientras que un poco más de una cuarta parte de ellos accede a las noticias en una tableta.

Ante el vertiginoso cambio en los hábitos de consumo de noticias de las audiencias ¿cómo se están transformando las redacciones, los productores de información? En México ya hay medios informativos que obtienen hasta una tercera parte de su tráfico digital desde aparatos móviles. ¿Qué tipo de contenido debe tener cada una de las plataformas? ¿Puede el impreso dar una noticia a quien por otros medios ya sabe todo antes de irse a dormir? ¿Alguien lee más de cuatro párrafos en un dispositivo móvil? ¿Tendríamos que ver y leer diferentes cosas en una tableta que un teléfono inteligente?

Si la reforma de telecomunicaciones, aprobada ayer en la Cámara de Diputados, trae en unos años la llegada real del 4G a la transmisión de datos a móviles —con velocidades muy superiores a los que hoy tenemos en nuestras casas— la televisión y la radio también serán otra cosa. Por ahí es que se entiende la decisión de Carlos Slim de comprar los derechos para transmitir los Juego Olímpicos. Cada vez más la televisión se ve en dos pantallas simultáneas: la tradicional y la de un dispositivo móvil, como lo prueba el apoyo financiero que están recibiendo nuevas aplicaciones como Zeebox.

En fin, que en el negocio de los medios y la información todo sigue cambiando día a día, aunque, como vimos en el Congreso, otros —a veces muy jóvenes—siguen obsesionados con las tecnologías del pasado.

Twitter: @puigcarlos

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios