15 de Octubre de 2018

Opinión

El horario como castigo

Desde antes de su entrada en vigor en febrero de 2015, el huso horario del Caribe...

Compartir en Facebook El horario como castigoCompartir en Twiiter El horario como castigo

Desde antes de su entrada en vigor en febrero de 2015, el huso horario del Caribe, creado exclusivamente para Quintana Roo, causó enorme polémica entre la población que no dudó en manifestar su rechazo ante esta medida propuesta por la élite turístico-empresarial de Cancún, para homologar el horario local en temporada alta con la zona este de Estados Unidos.

Las marchas multitudinarias y la patente oposición de habitantes de toda la entidad –aunque la mayor resistencia al cambio se vivió en los municipios del sur– fueron ignorados por los legisladores federales de todos los partidos, con el argumento de que el nuevo huso horario traería una serie de beneficios económicos para nuestro estado.

No hubo oposición. La iniciativa del cambio de huso horario fue presentada por la entonces diputada del PRD, Graciela Saldaña Fraire, y defendida a muerte por los priistas Raymundo King de la Rosa y Lizbeth Gamboa Song.

Año y medio después de su imposición, el rechazo de la población hacia el huso horario sigue siendo tan fuerte como al principio, ya que causa una severa afectación en los estudiantes obligados a levantarse antes de la salida del sol para asistir a clases, lo que según expertos afecta el biorritmo natural y perjudica el aprendizaje.

Pero no es la única afectación. Hace un par de días el Cónsul de Belice en el estado, Jorge Valencia Gómez, aseguró que este huso horario afecta el turismo en nuestra zona sur, pues es diferente al de Belice y Guatemala, cuyos ciudadanos gozarán de más facilidades para entrar al país por una nueva normativa migratoria cuyo propósito es incrementar el turismo regional y la derrama económica en los estados de la frontera sur, pero debido al horario quintanarroense estos beneficios son nulos aquí.

Ante ello, el gobernador Carlos Joaquín señaló que antes de pensar en un cambio pediría un estudio serio sobre los beneficios o perjuicios de su aplicación.

Los ciudadanos siguen esperando que los diputados locales que en campaña prometieron realizar acciones para echar abajo el nuevo huso horario y regresar al anterior, como los panistas Fernando Zelaya Espinoza y Mayuli Martínez Simón, empiecen a dar los pasos necesarios para revertir esta decisión que se tomó en contra de la voluntad popular, como acostumbran en todos los espacios legislativos.

La resignación por este horario tan pesado es generalizada, pero también predomina la resignación ante los hechos consumados. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios