11 de Diciembre de 2017

Opinión

El miedo no anda en burro

La permanencia de los docentes en el sistema educativo es ahora el punto de controversia.

Compartir en Facebook El miedo no anda en burroCompartir en Twiiter El miedo no anda en burro

Después del madruguete que le impusiera el presidente Enrique Peña Nieto, con la creación del Instituto de Evaluación Educativa, la presidenta “vitalicia” del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, todavía no digiere la nueva reforma educativa que de entrada la margina de la toma de decisiones en todo lo relativo al sector educativo, dejándola solamente en su función de representante sindical de los maestros. La permanencia de los docentes en el sistema educativo es ahora el punto de controversia. ¿Deben permanecer los docentes en el aula, aun cuando sus resultados sean deficientes?

La propuesta de Peña Nieto agrega un tercer párrafo al artículo 3 constitucional, el cual dice: “La ley reglamentaria de este artículo fijará los términos para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia” en el servicio educativo. El agregado sentencia la obligatoriedad de la evaluación a los maestros para ser ratificados en el servicio, pero esconde decisiones delicadas como ¿qué harán con aquellos que reiteradamente no aprueben la evaluación?, ¿serán cesados de acuerdo con las intenciones de la nueva reforma? De ser así, la relación laboral de los docentes dejaría de estar regulada por el apartado “B” del artículo 123 constitucional y pasaría al apartado “A”.

Si persiste esta nueva visión, hay que considerar que en el apartado “A” el trabajador puede ser suspendido o cesado por “causas justificadas” y que, en caso de una suspensión “injustificada”, el maestro tendría derecho a la reinstalación o a la indemnización correspondiente por sus años de  servicio. Las decisiones son trascendentales, no se trata de un juego político. Con la suerte echada, los tambores de guerra se escuchan desde el miércoles pasado en el Portal del Sol, cuartel de guerra de la maestra, que convocó a sesión extraordinaria de su Consejo Nacional para definir el nuevo papel del SNTE en su relación laboral con la Secretaría de Educación Pública.

Por cierto, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) informó que el nuevo salario mínimo para Yucatán (zona económica B) será de 61.38 pesos diarios, algo que favorece en poco a las pensiones de los jubilados. Antes de disfrutar de mis vacaciones, a todos ustedes les deseo en estas fechas decembrinas mucha felicidad y paz en sus hogares. ¡FELICIDADES!M

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios