19 de Octubre de 2018

Opinión

El negocio de la basura

El manejo de los residuos sólidos, es decir, la basura, ha resultado el tema de mayor interés para las autoridades municipales...

Compartir en Facebook El negocio de la basura Compartir en Twiiter El negocio de la basura

El manejo de los residuos sólidos, es decir, la basura, ha resultado el tema de mayor interés para las autoridades municipales de Othón P. Blanco sobre todo porque, dicen  aquellos que saben, es donde más ganancias se genera para los inversionistas.

Se convierte en dinero el cartón, plásticos, vidrios e inclusive los residuos orgánicos, de ahí que el revocar o mantenerle la concesión para el manejo del basurero municipal a la empresa Intrasiso, ha sido el tema de los últimos días en el municipio capitalino y continuará por lo menos unas semanas más.

Las declaraciones de ayer jueves, esto luego de la reunión con el representante de la empresa Intrasiso, ha puesto las cartas sobre la mesa. Las autoridades municipales no mantendrán la concesión ni respetarán el contrato firmado en el gobierno de Andrés Ruiz Morcillo, si las ganancias para la comuna no son mayores.

Le explico: las autoridades municipales dicen que en el actual contrato se marcaba que la empresa otorgaría un descuento del 2% por la energía que suministre al municipio, pero la energía provendrá de la basura que se deposite en el basurero.

Las autoridades, explicó el presidente municipal Eduardo Espinosa, quieren que el descuento sea de por lo menos un 10%, además de dinero en efectivo para diversas acciones, cantidad que no precisó por el momento. “No se trata que solo gane la empresa”, atajó el presidente municipal.

Por su lado el representante de la empresa,  Luis Carlos López, ya habla de inversiones de 45 millones de dólares, los cuales aportarían distintos socios de la compañía.

Obvio, respondió, manejar el basurero de Chetumal es redituable para la empresa y habrá una respuesta positiva a las autoridades.  

Los regidores priístas Israel Hernández Radilla y Verónica Aguilando respaldaron la modificación del contrato para que haya mayores beneficios para el municipio.

Esto quiere decir, insisto, que el manejo de la basura es un negocio redondo para las autoridades y los empresarios, de lo contrario no habría la disponibilidad por un lado de ceder a las exigencias y, de las autoridades, de poner condiciones cuando hablamos que el  basurero es un foco de infección tanto para el manto freático como para los fraccionamientos habitacionales cercanos.

Las negociaciones y reuniones tanto de la empresa como de los  miembros del Cabildo continuarán en los próximos días y, de no quedar satisfechos los segundos, procederían a revocarle la concesión a la mencionada empresa.

Todo lo contrario ocurrió en el caso del transporte urbano, donde los empresarios locales no contaban con el recurso suficiente para invertir, por lo cual fue una empresa fuereña la cual compró las bases de la convocatoria.

Este viernes, en sesión de Cabildo, se aprobará otorgarle la concesión a la empresa Equipos y Maquinaria Ecológica municipales, la cual entrará a operar dentro de 90 días (tres meses).

Esto quiere decir que los chetumaleños tendrán que esperar tres meses más poder contar con servicio de transporte urbano, del cual han carecido desde hace dos años.

Se ha prometido que las nuevas unidades de transporte urbano contarán con aire acondicionado y se cubrirán, en una primera etapa, nueve de las 15 rutas.

Es más, se habla de abrir más rutas a fin de cubrir aquellas que ahora no cuentan con ese servicio, como son las universidades.

No obstante hay que aceptar que, con la concesión del  servicio de transporte urbano y mantener la concesión de la disposición final de la basura, con las condicionantes ya mencionadas, las autoridades habrían resuelto dos de los principales problemas que tiene la capital del estado.

Sin embargo hay que esperar que las concesionarias cumplan con las cláusulas marcadas en los contratos y que, llegado el momento, otorguen los servicios y beneficios prometidos.

Ello se sabrá  por lo menos en un año, cuando ambas empresas operen al cien por ciento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios