13 de Diciembre de 2017

Opinión

El “Niño Verde” y Chetumal

El presidente de la Gran Comisión del Congreso, Eduardo Espinosa Abuxapqui, fue el único chetumaleño que protestó por la postulación de Jorge Emilio González Martínez, más conocido como “El Niño Verde”.

Compartir en Facebook El “Niño Verde” y ChetumalCompartir en Twiiter El “Niño Verde” y Chetumal

 

El presidente de la Gran Comisión del Congreso, Eduardo Espinosa Abuxapqui, fue el único chetumaleño que protestó por la postulación de Jorge Emilio González Martínez, más conocido como “El Niño Verde”, quien encabezó la fórmula al Senado en la que el ex gobernador Félix González Canto ocupó la segunda posición.
 
Ganadora esa fórmula por la ausencia de adversarios –tan sólo fueron amenazados por el potencial de la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador–, “El Niño Verde” ocupa una posición que ha sido arrebatada a la capital del estado, por una regla de contrapesos norte-sur que estuvo vigente hasta el proceso de 2000, cuando los chetumaleños Eduardo Ovando Martínez (PRI) y Wadi Amar Shabshab (PAN) fueron los últimos en ocupar un escaño.
 
Este lunes por la noche, en la emisión de Querer y Poder, el líder del Congreso lamentó la falta de reacción del resto de la clase política que aceptó sin chistar la postulación de un elemento polémico y sin arraigo, que está obligado a legitimarse por la vía rápida.
 
Jorge Emilio “Niño Verde” González ocupa una posición que estuvo en manos de dos figuras que disputaron de poder a poder la candidatura del PRI al gobierno del estado en la época salinista: Mario Villanueva Madrid y Joaquín González Castro.
 
Desde el Senado ambos políticos se lanzaron con determinación a la conquista de la gubernatura, ya que la simple postulación era pasaporte automático a Casa de Gobierno, por el simple hecho de que la contienda constitucional era entonces simple trámite.
 
En noviembre de 1992 se despejó la incógnita, ya que el presidente Carlos Salinas palomeó el nombre de Mario Ernesto Villanueva como el destinado a ser sucesor de Miguel Borge Martín.
 
El “Niño Verde” debe cumplir con el ineludible expediente de la legitimación, pero esta no se ha concretado, o al menos el senador del PVEM no ha dado pasos firmes para dar esa impresión.
 
Lo más grave es que tanto PAN y PRD postulan a figuras de la zona norte, lo que evita que la capital del estado cuente con una representación en el Senado.
 
Por cierto, Eduardo Espinosa Abuxapqui aseguró que mantiene intacto su capital político y sus aspiraciones, que por lo pronto apuntan a la silla que ocupa el hijo del ex gobernador Mario Villanueva, aunque el tamaño de la crisis desanime al más valiente.
 
Milagro en el Ayuntamiento
 
A partir de hoy, los dos mil trabajadores del Ayuntamiento capitalino comenzarán a recibir sus aguinaldos. Según el alcalde Carlos Mario Villanueva, alrededor de 13 millones de pesos serán destinados para este fin, acabando con la incertidumbre de los empleados, que han  enfrentado un año complicadísimo.
 
El regidor perredista Alejandro Castillo Aguilar dio las gracias a chamanes y demás brujos que hicieron el milagrito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios