15 de Octubre de 2018

Opinión

El nocivo efecto Trump

El sorpresivo triunfo del temible candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump...

Compartir en Facebook El nocivo efecto TrumpCompartir en Twiiter El nocivo efecto Trump

El sorpresivo triunfo del temible candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, provocó de inmediato un efecto negativo sobre nuestra moneda que sufrió una nueva devaluación frente al dólar, para profundizar la crisis económica en nuestro país.

Aunque esta afectación es nacional, es particularmente nociva para el sur de Quintana Roo, donde decenas de empresarios de diversos rubros que dependen de productos, mercancía y herramientas importadas, cotizadas en dólares, quedaron contra las cuerdas y a punto del nocaut.

La preocupación de la endeble iniciativa privada chetumaleña se tornó en una pesadilla real desde la madrugada de este miércoles, cuando despertamos con la noticia de que cada dólar costaba cerca de 21 pesos.

Y es que muchos de estos comerciantes y pequeños industriales mantienen deudas corrientes en la moneda del país norteño, por lo que en los últimos meses sus pasivos se han incrementado en casi un 30%, haciendo trizas sus raquíticas utilidades.

Los más golpeados son los empresarios del sur del estado que le apostaron a invertir en la Zona Libre de Belice, paraíso fiscal en decadencia que con esta nueva devaluación recibe un clavo más en su ataúd.

La economía sureña ha tenido que enfrentar desde 2013 una estrepitosa caída del circulante debido a la reingeniería borgista que trajo como consecuencia desempleo y una ola de cierres de negocios, el incremento al IVA del 11 al 16%, el aumento de los combustibles, una segunda reingeniería por el cambio de gobierno en este 2016, y una devaluación del dólar sin precedentes.

El panorama para 2017, que de por sí se veía tan complicado, ahora luce desolador porque según los analistas económicos internacionales la devaluación del peso podría acentuarse en los próximos meses.

Y el problema es regional, porque en el norte de Quintana Roo, a pesar de la incertidumbre que causó la victoria de Donald Trump, la economía está dolarizada en gran medida, al ser Cancún y la Riviera Maya los principales generadores de divisas del país gracias a la industria turística.

Allá, en nuestro poderoso y no menos vulnerable norte turístico, el reto será mantener la afluencia al destino al menos como hasta ahora, mientras que en el sur es necesario cambiar radicalmente la situación, generando nuevos motores económicos más allá de la burocracia tan saturada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios