21 de Septiembre de 2018

Opinión

El Panal, contra la educación

Siguiendo al pie de la letra la orden que le dio la “profesora” Elba Esther Gordillo, el diputado local del Panal, Manuel Tzab Castro, emprendió una férrea oposición en el Congreso a la aprobación de la Reforma Educativa propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, aunque no tuvo éxito, pues de todos modos fue avalada por la mayoría.

Compartir en Facebook El Panal, contra la educaciónCompartir en Twiiter El Panal, contra la educación

 

Siguiendo al pie de la letra la orden que le dio la “profesora” Elba Esther Gordillo, el diputado  local del Panal, Manuel Tzab Castro, emprendió una férrea oposición en el Congreso a la aprobación de la Reforma Educativa propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, aunque no tuvo éxito, pues de todos modos fue avalada por la mayoría.
 
La pobre defensa que esgrimió el gris legislador egresado como político luego de una estadía poco recordada al frente de la sección 25 del SNTE, no fue suficiente para convencer a los diputados de los supuestos males de esta reforma, aunque logró que seis diputados más le siguieran el juego y votaran en contra. 
 
La batalla estaba perdida desde antes de empezar, ya que la aprobación de la reforma educativa en el Congreso local es un mero trámite, ya que previamente se había conseguido la aprobación de más de 19 estados, convirtiendo en realidad la iniciativa.
 
Lo peor es que los berrinches de Manuel Tzab y del Panal no son como ellos argumentan, para proteger a los trabajadores y a la educación pública de una “inminente” privatización.
 
La realidad es que moviendo a su amplia estructura sindical en contra de esta reforma, el Panal busca negociar posiciones para los esbirros de Elba Esther Gordillo, que sin remordimiento vendería a su gremio por 30 monedas de plata, como lo hizo en el sexenio pasado, con tal de mantener sus incontables privilegios.
 
A nivel local, el Panal pretende vender sus servicios mercenarios al mejor postor, toda vez que las alianzas no se han definido y coquetea con los rojos, con los azules y con los amarillos.
 
La misión: conseguir al menos dos diputaciones y 10 regidurías, posiciones apartadas para la camarilla del ex diputado Alexander Zetina Aguiluz, quien controla al partido a través de su títere, Martha Chan.
 
De hecho, el mismo Alexander Zetina ya ha presumido tener amarrada una regiduría en el municipio de Bacalar, esperando colgarse a como dé lugar de la ubre gubernamental.
 
Lo malo es que la oposición del Panal y del SNTE, al reformar la educación, ya empezó a hacer mella en los alumnos, sacrificados eternos de las “luchas sindicales” con motivaciones nauseabundas.
 
Con el motivo de “analizar” la reforma, varias escuelas de la capital suspendieron desde una hora hasta todo el día de clases que normalmente brindan.
 
En algunas citaron a los padres de familia para firmar una petición en contra de la iniciativa de Peña Nieto.
 
Mientras el diputado Manuel Tzab habla contra la reforma educativa, cientos de niños que desde hace meses se quedaron sin clases porque sus maestros se jubilaron, han visto pisoteado su derecho a la educación porque el mismo SNTE pone piedras en el camino, a fin de guardar esos lugares para sus protegidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios