21 de Septiembre de 2018

Opinión

El público

¿Qué gusta y que no gusta? Si supiéramos no habría obras que no funcionan, películas que no gustan...

Compartir en Facebook El públicoCompartir en Twiiter El público

¿Qué gusta y que no gusta? Si supiéramos no habría obras que no funcionan, películas que no gustan, artistas que no pegan, libros y discos que no se venden, y un sinfín de productos que nadie desea consumir o que no siguen consumiendo. 

Todos los artistas sabemos que los únicos sabios si es que se le puede llamar sabios, y aunque no tengan sabiduría serán los que digan si o digan no a cualquier artista, cantante, grupo musical, película y demás, son el respetable público. 

Este personaje sui géneris que algunas ocasiones se le ha llamado el monstruo de las siete cabezas, es el que tiene la última palabra y no existe alguien con mayor poder para llevar a la gloria o llevar al infierno. 

Recuerdo muy bien un comentario de un experto en el negocio del espectáculo que decía que ´para llegar a la cúspide en este negocio se necesitaba tener “it”; y cuando le preguntaban qué significaba “it”, contestaba que “eso”. 

Necesitas “eso” para llegar a la cúspide, para que la gente te idolatre, para que todo mundo quiera tu película, tu disco, ir a tu espectáculo y por más talentos que tengas, por muy profesional que seas si no tienes “eso” simplemente no llegas, es inexplicable lo que se puede provocar con “eso y sin “eso” pero es algo sumamente sencillo, o lo tienes o no lo tienes. 

Desde chico me enseñaron que me tenía que preparar en el área que más me gustara y en donde pudiera potencializar las herramientas o las habilidades que traía de fábrica. 

Estas herramientas al estarlas practicando con ahínco y la técnica adecuada y precisa me llevarían a convertir estas habilidades en verdaderos talentos, pero aclaro no sin antes tenerles una gran dedicación. 

Ahora imagínense si aparte de la preparación cuento con “eso” pues la cúspide, la gloria y el cielo están garantizados aparentemente. 

El público siempre tendrá la última palabra y al cual tenemos que convencerlo y este nunca se equivoca dándole la gloria a quien no se la merezca. 

Se la va a dar a quien a él le guste en demasía, así que hagamos las cosas con amor, con talento y esperemos la opinión del respetable. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios