12 de Diciembre de 2017

Opinión

El que instruye... construye

Nosotros, como líderes o personas que somos, podemos ayudar e instruir a la gente a nuestro alrededor y salir beneficiados directa o indirectamente de este acto.

Compartir en Facebook El que instruye... construyeCompartir en Twiiter El que instruye... construye

Nos encontramos en estos tiempos en una sociedad con mucha información en internet. Pero la primera duda que surge es: ¿cuánta de esta información es realmente valiosa? Sin lugar a dudas cada individuo podrá consultar y estudiar cualquier información extraída de ahí y formar su propio criterio para obtener el conocimiento necesario sobre el tema al que se haya referido. Lo cierto también es que nosotros, ya sea como líderes o personas que somos, podemos ayudar e instruir a la gente a nuestro alrededor y salir beneficiados directa o indirectamente de este acto. Te platico 5 ocasiones en las que construyes o te beneficias de instruir o capacitar a la gente:

1.- Beneficias a la gente.- El primero directamente beneficiado es el que recibe el conocimiento. Muchas personas son eternamente agradecidas por adquirir el nuevo conocimiento que les ayudaste a lograr, pues no lo habrían recibido de otra manera.

2.- Beneficias a tu empresa.- Este es otro conocimiento adquirido por la gente que te beneficia directamente, pues las personas que participaron en él lograrán manifestar este nuevo aprendizaje, primeramente, es su lugar de trabajo.

3.- Beneficias a la sociedad.- Si bien es cierto que las personas en lo individual se instruyen, también es cierto que logramos hacer mejores personas y más preparadas en nuestra sociedad. La educación es un instrumento de valor que aporta directamente a nuestra comunidad.

4.- Beneficias a tu país.- Tu aportación de agregar valor al conocimiento crea mejores ciudadanos y mayor competitividad en la gente. Definitivamente haces mejores ciudadanos que valoren la situación actual y que aporten su grano de arena al país.

5.- Te beneficias a ti.- Ayudar a los demás es algo que no todo mundo logra visualizar como satisfactorio o como algo que le aporte valor a su vida personal. Sin embargo, la satisfacción de poder enriquecer a las personas que más lo necesitan no tiene precio.

Puede ser que durante la lectura de este artículo se te ocurran algunas cosas más que sientas que se benefician, pero si tomas todas o algunas de las aquí mencionadas y las aplicas en tu empresa con tu personal, o en tu casa con tu familia, en especial tus hijos, lograrás eso que tanto deseas. Porque el que instruye… construye.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios