25 de Septiembre de 2018

Opinión

El relleno de las playas

Una parte primordial es contar con los estudios técnicos correspondientes y el financiamiento del proyecto.

Compartir en Facebook El relleno de las playasCompartir en Twiiter El relleno de las playas

Si bien en 2006 el gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Obras Públicas, llevó al cabo un programa integral de recuperación de la costa yucateca y en ese entonces se contó con la asesoría de diversas instancias de investigación, la falta de seguimiento del programa y la falta de mantenimiento a las playas propiciaron que en dos años gran parte de la costa volviera a tener serios problemas de erosión. 

Las opiniones técnicas de especialistas y el aparente interés de algunos presidentes municipales en su momento se vieron rebasados por un grupo de propietarios de predios veraniegos, principalmente de la zona de Yukalpetén-Chelem, quienes, con cierta razón, empezaron a agrupar a varios propietarios de predios edificados frente al mar para exigir al gobierno una solución pronta a la pérdida constante de arena frente a sus casas. 

Si bien el movimiento está bien planteado, en ocasiones algunos actores se extralimitaron en su forma de actuar y eso, de cierto modo, incomodó a las autoridades, ya que las solicitudes se hacían con reclamo en tono alto de voz y poniendo en medio a la prensa, esto sin conocer ni comprender los rangos de injerencia entre los tres niveles de gobierno. 

Este tipo de actitudes derivó en un mini programa de pruebas donde sólo se intentó (porque no se logró) recuperar escasos cuatro kilómetros de playa y de manera segmentada no lineal, situación que no rindió los frutos esperados por la autoridad y mucho menos por los dueños de predios veraniegos.

Como sabemos, la Ley General de Bienes Nacionales establece un pago a ocupantes de la llamada zona federal marítimo terrestre, impuesto que casi nadie paga, pues lo consideran injusto, e irónicamente la mayoría de los participantes en el grupo de defensa de las playas no hace ese pago desde hace ya varios años. 

A inicios de marzo se comenzó a trabajar nuevamente en el relleno de playas, pero erróneamente también en la colocación de nuevos, horrendos y peligrosos espolones tradicionales, que aseguran los científicos que, lejos de ayudar, sólo aceleran el proceso erosivo. 

Llama la atención porque, a pocos días de iniciarse la Semana Santa, las autoridades decidieron arrancar el programa y no esperaron que pasara este tiempo  y la Semana Mayor y el verano para poder, sin dañar a bañistas, ejecutar su trabajo. 

Una parte primordial es contar con los estudios técnicos correspondientes y el financiamiento del proyecto; sin estos dos factores, seamos sinceros, no se puede hacer nada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios