12 de Diciembre de 2018

Opinión

El reto panista

Ahora el PAN se enfrenta al nuevo reto de unificar las diferentes fuerzas internas en torno a la nueva directiva con miras al proceso electoral que ya está en puerta.

Compartir en Facebook El reto panistaCompartir en Twiiter El reto panista

Ayer por primera vez la militancia panista tuvo la oportunidad de elegir a su dirigencia nacional, facultad que antes del cambio de estatutos era exclusiva del Consejo Nacional.

Abrir esta elección al voto directo de los militantes panistas representó un gran reto para el PAN, en primer lugar por la complejidad de la logística requerida, en segundo lugar por el riesgo de caer en descalificaciones entre los equipos de campaña y el daño que éstas pueden causar a la imagen pública de quien resultara triunfador, y en tercer lugar por el riesgo de inconformidad que pudiera provocar una fractura interna.

A pesar de los riesgos mencionados, el partido asumió el reto y emitió la convocatoria mediante el nuevo esquema de elección, cuyo resultado dio como vencedor a Gustavo Madero.

Ahora el PAN se enfrenta al nuevo reto de unificar las diferentes fuerzas internas en torno a la nueva directiva con miras al proceso electoral que ya está en puerta. No será fácil dada la actitud de confrontación que el equipo corderista mostró durante la campaña.

Gustavo Madero debe ofrecer el espacio político al grupo de Ernesto Cordero e integrarlo de manera decidida a los espacios de toma de decisiones. Ernesto Cordero debe demostrar su estatura política poniendo el bien del partido por encima de sus intereses personales y de grupo.

A partir de hoy, los liderazgos que contendieron, ganadores y perdedores, deben reconocer y legitimar el resultado de la elección y sumarse al trabajo de equipo del Sistema PAN. Deben demostrar su vocación democrática y su compromiso con la doctrina panista. De no ser así, se estaría poniendo al partido en peligro.

Esperemos que esta nueva forma de elegir a la dirigencia nacional sirva para fortalecer al partido y no para debilitarlo, la actitud que asuman los liderazgos de los equipos definirá en gran medida el rumbo que tome el partido y las posibilidades de triunfo en el 2015.

Gustavo Madero y Ernesto Cordero tienen hoy esta responsabilidad en sus manos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios