25 de Septiembre de 2018

Opinión

El retorno a clases

Luego del prolongado descanso del magisterio...

Compartir en Facebook El retorno a clasesCompartir en Twiiter El retorno a clases

Luego del prolongado descanso del magisterio, los trabajadores de la educación inician hoy sus labores docentes y miles de alumnos retornan a las aulas para culminar el ciclo escolar, fatigados por el recién aplicado horario de verano.

El debate educativo vuelve a la palestra, porque al reiniciar clases más de 300 mil alumnos en educación básica tendrán que remar contra corriente para recuperar el tiempo perdido, a fin de entregar cuentas aceptables.

La parálisis educativa que han creado los sindicatos de trabajadores de la educación, cuyos líderes hablan de “conquistas” sindicales para el bienestar laboral de los maestros, negándose a defender los intereses de los alumnos.

Y si a los puentes por los fines de semana largos sumamos los días de carnaval y las dos santas semanas, los educandos tienen cuatro días de clases e, inmediatamente viene otro largo puente por el primero y el cinco de mayo, y en compás de espera el jueves 15 para celebrar el “Día del Maestro”, como fechas de las llamadas “feriadas”, que han sido caldo de cultivo para acentuar la parálisis de clases. 

Este escenario ha servido para que se confundan los distintos proyectos y medidas educativas, porque al ponerle fin al conflicto magisterial de 2014, los maestros prometieron enmendar el rezago educativo que provocaron, impartiendo clases con más horas o clases los fines de semana. Pero además de no cumplir, las dos santas semanas y el próximo fin de semana largo acentúan más el rezago educativo.

En el desconcierto surge de la desconfianza por el actuar de los sindicatos de los maestros que nada más están aprovechando días “feriados” para no trabajar, no se ha visto por ningún lado, cuando menos, su pretensión de adecuar la educación al plan de la patria, es decir, ir hacia un modelo educativo cuya efectividad sigue en el territorio de los sueños.

Llama la atención que es ahora cuando las palabras de los líderes sindicales se están alterando en falsas promesas de unas medidas que fueron aprobadas entre la autoridad educativa y los representantes de la lucha magisterial. Sin embargo, ni la una ni la otra fueron medidas de alcance para resarcir el rezago educativo que se provocó en el conflicto y afectó el presente ciclo escolar que a tumbos va hacia su fin. 

Vale precisar que los rezagos educativos se van acumulando y son padecidos por los jóvenes que desean ingresar a centros de educación superior más exigentes. Por ello muchos de nuestros estudiantes compiten en desventaja, despertando dolorosamente a una realidad que los condena a los segundos planos.

A aplicarse al máximo todos a partir de este lunes, y en especial un magisterio que debe ser ejemplo a seguir y no materia de descalificaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios