17 de Diciembre de 2018

Opinión

El salario mínimo y el engaño

Quiero creer que el propósito de los diputados de la X Legislatura local fue bueno...

Compartir en Facebook El salario mínimo y el engañoCompartir en Twiiter El salario mínimo y el engaño

Quiero creer que el propósito de los diputados de la X Legislatura local fue bueno, sano, y que lo sucedido después se trató nada más que de un imponderable atribuible a la naturaleza de los gobiernos y su afán enfermizo por la simulación. 

Pero la verdad es que pienso que desde que se concibió, ya venía amañado. E La Comisión Nacional de Salarios Mínimos sesionó este miércoles, y no sólo no otorgó noticias alentadoras a los mexicanos; muy por el contrario, el incremento al salario mínimo será de tan sólo 2.52 pesos por día, mientras que la oleada de incrementos en los diferentes productos será inmensamente mayor. 

En nuestro país existe un ingreso mínimo desde 1931, pero apenas este sábado, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reconoció que en los últimos 36 años el poder adquisitivo del salario acumuló una pérdida de 72.8 por ciento; es decir, el sueldo tiene ahora sólo una cuarta parte del valor de 1976. Ahí tiene su respuesta si se sigue preguntando porqué cada vez compra menos. 

Además, el 28 de noviembre de este mismo año, los 11 consejeros del sector obrero, los 11 del sector patronal y el presidente de la Comisión, iniciaron sesión permanente para determinar el incremento que se otorgará al salario mínimo para 2014, pero de antemano los empresarios adelantaron no aprobarán más del 3.7 por ciento, pues dicen estar presionadas por la reforma hacendaria; pues bien, fueron tan dadivosos que el incremento aprobado fue finalmente de 3.9 por ciento.

Pareciera que en esta aprobación se olvidaron del incremento a los impuestos como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las zonas fronterizas aprobado el 30 de octubre pasado, y los aumentos ya registrados en más de 28 productos de la canasta básica; y los que aún incrementarán a partir de ahora. Y aunque la expectativa no iba más allá de obtener el 4 por ciento, francamente los dos pesos otorgados parecen una burla a millones de mexicanos que se esfuerzan por salir adelante.

l señalado organismo divide al país en dos zonas geográficas, “A” y “B”, la primera de las cuales se supone tiene un costo de vida mayor y por ello el monto asignado es, en promedio, cuatro por ciento más elevado. Quintana Roo está en la “B”, ya ve que barata es la vida aquí, es ironía claro.

Para 2013 la Comisión otorgó un incremento de 3.9 por ciento a los salarios; y este miercoles, luego de cinco reuniones realizadas, otorgaron los mismo; aun cuando el Inegi y su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, reveló a mediados de octubre que más del sesenta por ciento de la población nacional recibe salarios bajos; es decir que 28 millones 900 mil mexicanos que trabajan; o sea 58.3 por ciento de los 49 millones 500 mil ocupados, ganan por su trabajo máximo tres salarios mínimos, lo que representan, máximo, cinco mil 292 pesos. ¡Chulada! Y luego culpan a medios de comunicación de exagerar las malas noticias; cuando son las pésimas administraciones las culpables de los males del país. Así que vaya pensando de qué manera hará para que, con 2.52 pesos más, le alcance para vivir en el 2014, ante el pésimo panorama nacional.

Luego de endilgarnos junto con sus compañeros, el incremento del IVA en el estado, el legislador federal por nuestro Estado, Raymundo King de la Rosa tuvo la “ingeniosa” idea de proponer a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos que genere un único salario mínimo general vigente en todo el país, o que se integre al Estado en la zona “A”; lo que generaría un incremento máximo de 8 por ciento considerando el incremento para 2014. En el mejor de los casos, ganaríamos cuatro pesos más por día; pero ni eso pudieron lograr.

Agradezcámosles sin embargo buenos oficios. Bueno; si no puede, recuerde que en 2014 inicia el proceso electoral federal y lo buscarán para que les dé de nuevo el voto. De la política y los políticos ya habrá tiempo de comentar, por lo pronto cuide su dinero, pues 2014 será aún más difícil en Quintana Roo, aunque el discurso oficial diga lo contrario, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios