20 de Septiembre de 2018

Opinión

El salto cuántico de panistas y perredistas

Gracias a una apuesta exitosa –postular a Carlos Joaquín González como su candidato a la gubernatura–, panistas y perredistas...

Compartir en Facebook El salto cuántico de panistas y perredistasCompartir en Twiiter El salto cuántico de panistas y perredistas

Gracias a una apuesta exitosa –postular a Carlos Joaquín González como su candidato a la gubernatura–, panistas y perredistas dieron un salto cuántico que les permitió acceder a posiciones que tanto ambicionaron y que creyeron imposibles. Pero a la hora de la verdad tienen que demostrar cualidades excepcionales para hacer la diferencia, superando a los priistas que dominaron esas posiciones de la alta burocracia, siendo atacados por el mal de la corrupción y el desprecio a su pueblo.

Poner dos membretes partidistas a las plantas del candidato mayor permitió a ambos partidos ingresar a la alta burocracia, conquistando la Presidencia de la Gran Comisión del Congreso y humillando al PRI, convertido en oposición sin acceso a la Gran Comisión, amarga medicina que el Tricolor se cansó de recetar a sus adversarios, salvo en la Legislatura que fue encabezada por Manuel Valencia Cardín, diputado de Convergencia. 

La oportunidad tan perseguida no la deben desperdiciar estos panistas y perredistas con juguete nuevo que se han mareado sobre el ladrillo, tan insensibles en su triunfalismo.

Hipótesis marcianas

La reciente agresión con arma de fuego sufrida por el regidor de Puerto Morelos, Marco Antonio Betancourt Canul, fue una manifestación de la delincuencia común que ahora tocó a la puerta de este político del debutante municipio ubicado al sur de Cancún.

Según el avance de las investigaciones, se trató de un intento de asalto no menos delicado, pero que debe ser atendido con toda la seriedad que el caso reclama. Distorsionan la verdad quienes pretenden ubicar el ataque como una manifestación de la delincuencia organizada y demás hipótesis marcianas y hasta de mala fe.

Curso firme en el ICATQR                 

En el Instituto de Capacitación para el Trabajo en Quintana Roo (ICATQR) sigue activo un curso de capacitación en Chetumal para el tratamiento del linfedema, una secuela que se presenta en las mujeres que batallan con el cáncer de mama y que han sido sometidas a una mastectomía.

La falta de timonel en el ICATQR envió señales preocupantes a las mujeres que gestionaron este curso, convenciendo a una especialista establecida en Mérida (Yucatán) y cuyos honorarios estaban en veremos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios