20 de Septiembre de 2018

Opinión

El tercer sector

La profesionalización ha dado como resultado personas cada vez mejor capacitadas para las actividades filantrópicas.

Compartir en Facebook El tercer sectorCompartir en Twiiter El tercer sector

Una mano se extiende hacia nosotros y una voz doliente y lastimera se escucha: Una caridad por el amor de Dios. Damos la limosna y después pensamos: ¿lo necesitará realmente o me está tomando el pelo? Quizá estoy favoreciendo la proliferación de profesionales de la limosna.

Qué diferente es cuando una persona nos visita y nos explica que la ayuda que solicita es para tal o cual obra y respalda sus palabras con fotografías y otros documentos. Podemos donar o no, pero es seguro que nuestra respuesta será con mayor conocimiento de causa.

Desde hace muchos años, existen grupos de personas que, conscientes de la necesidad de otros de recibir ayuda y movidos por su deseo de hacerlo, se han reunido para este efecto y han invitado a otros a apoyar las acciones humanitarias que emprenden solicitando su ayuda económica o en especie.

Estos grupos altruistas han constituido un importante segmento social al que se denomina EL TERCER SECTOR.

Las actividades de los grupos integrantes de este segmento ha permitido que la sociedad en general fije su atención en sectores de la población menos favorecidos que padecen la marginación social y económica por variados motivos, como son los niños de la calle, los ancianos, las mujeres golpeadas y muy especialmente las personas con tendencias suicidas, flagelo que con mucha frecuencia se vive en nuestra Península de Yucatán y que desgraciadamente sucede con frecuencia alarmante entre jóvenes y niños. 

La profesionalización del TERCER SECTOR ha dado como resultado personas cada vez mejor capacitadas para las actividades filantrópicas, que permanentemente deben estar trabajando con su perfil y no atravesar la línea casi imperceptible de procuración de recursos para ayuda de otros a usufructuarios de recursos recuperados. Yucatán es rico en personas que quieren ayudar y, gracias al TERCER SECTOR, los recursos pueden llegar a su destino y ayudar a los que más lo necesitan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios