19 de Noviembre de 2018

Opinión

El traje es para quien le quede

¿Cuántos inversionistas darían lo que fuera para ser los elegidos para la construcción de la urbanidad de un nuevo municipio?...

Compartir en Facebook El traje es para quien le quedeCompartir en Twiiter El traje es para quien le quede

¿Cuántos inversionistas darían lo que fuera para ser los elegidos para la construcción de la urbanidad de un nuevo municipio? ¿Cuántos de estos constructores, darían más que el mentado diezmo por ser los edificadores del proyecto ejecutivo de un pueblo mágico? ¿En dónde se destinarán recursos millonarios frescos, para la realización de lo que será una ciudad modelo?  

Imagínese usted tener en las manos este proyecto  ejecutivo y conocer de antemano donde estarán ubicados nuevos Oxxos, gasolineras, farmacias, caminos, guarniciones banquetas; y por si esto le resulta poco, construir caminos saca cosechas en las zonas rurales, todo en paquete. En pocas palabras tener en las manos la urbanización completa de la nueva ciudad.  

Esto, suena más que atractivo ¿no? 

¿Quién se negaría acrecentar su peculio de una manera tan fácil? 

¿Quién diría que no? cuando lo de las mentadas licitaciones para ganar el proyecto, es un simple trámite burocrático, pues todo ya está arreglado para que gane el "elegido".  

Ahora, imagínese usted que el edificador "elegido" para ese ambicioso proyecto, es un ex  presidente municipal, acusado y señalado como el más corrupto de los últimos tiempos; nefasto y sinvergüenza, quien dadas sus habilidades se las ingenió para continuar en activo como un eminente funcionario público (conocido en las huestes de la política como un peligroso delincuente de cuello blanco). a quien ahora resulta se le deben muchos favores.  

Hábil para el "bisne" pues con su carita de yo no rompo un plato, ha podido embaucar a más de uno. A este personaje se le acusa de ratero no de "penitente", quien  mañosamente "patrocinó" una campaña política con la condición de ser el "elegido" en el proyectito millonario. Y para lograr su objetivo incrustó primeramente a un diputadillo igual o peor de corrupto que su patrocinador, para que desde su posición coordine todo lo que tenga que ver con la obra a realizarse en lo que ellos han considerado "el paraíso del bistec". 

Aquí, uno pensaría, que insuficiencia materna. Pero como los acusan de rateros y no de tarados, pues las cosas las tienen que hacer bien. En pocas palabras hay que cuadrar bien las cosas para que no quede huella del delito a cometerse. 

Y para ello, sirven las mujeres, las parejas, las esposas, quienes en algunas ocasiones están prestas para ser utilizadas de parapeto; y máxime si esta cuenta con una constructora bien montada. Bonito negocio, todo queda en familia y sin huella. Total, experiencia ya la tienen pues fueron los mismos que con construcciones a modo hicieron negocios que les permitieron colocarse como eminentes y acaudalados empresarios.   

Ante ello, a mí, el tiempo me dará la razón, para poderle quitar la máscara al sinvergüenza que estará por realizar el millonario proyectito; por lo que usted amable lector, puede sacar sus propias conclusiones sobre que vival se trata.  

Y al vival que se sienta aludido, pues el traje es a la medida. Así que póngaselo. Total mientras no sea uno de color naranja, no hay por qué temer. 

En este nuevo municipio las cosas marchan aceptablemente, y por ello se debe evitar que extienda sus tentáculos este tipo de personajes cuyo apetito es insaciable, ya que siempre van por más, saliéndose cotidianamente con la suya.

Porque se pintan solos para este tipo de maniobras, controlando hasta el mínimo detalle para no dejar nada al azar.

Por ello estaremos en alerta para desenmascarar a este tipo de sujetos que siguen viento en popa con sus negocios, poniendo en riesgo la trayectoria de un municipio que debe contemplar la triste situación de municipios que tienen la soga en el cuello, como el capitalino.

El sur del estado no merece y mucho menos debe soportar este tipo de actos de rapiña, sobre todo cuando la austeridad obliga a evitar la fuga de dinero, invirtiendo cada peso en forma adecuada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios