18 de Diciembre de 2018

Opinión

El tratamiento de las aguas

La descomposición de la materia orgánica genera metano, en las ciudades se puede llegar a generar en las fosas sépticas o sumideros, cuando carecen de válvula o respiradero.

Compartir en Facebook El tratamiento de las aguasCompartir en Twiiter El tratamiento de las aguas

El aumento poblacional en las grandes ciudades se está dando de manera muy rápida, se habla de que en Yucatán estamos cerca de alcanzar los dos millones de habitantes y esto trae consigo situaciones irremediables como el aumento en la generación de residuos orgánicos. 

La descomposición de la materia orgánica genera metano; algunos animales lo producen naturalmente por la presencia de ciertas bacterias en su sistema digestivo, en las ciudades se puede llegar a generar en las fosas sépticas o sumideros, cuando carecen de válvula o respiradero. 

Para  la instalación de las fosas sépticas existe una normatividad que debe ser acatada en su totalidad, la norma oficial mexicana NOM-006-CNA-1997. La forma más común para desechar aguas residuales domiciliarias es mediante la descarga al sistema de drenaje, situación que cambia en Mérida por las características del suelo y por lo costoso que resulta implementar un sistema de este tipo. 

Todas estas maniobras están encaminadas a evitar la contaminación de las fuentes de abastecimiento de agua potable, en nuestro caso al carecer de fuentes superficiales (ríos) un mal manejo de estos residuos estaría comprometiendo el manto freático, que además está a poca profundidad en la península. El sistema de tratamiento por medio de fosas sépticas incluye dos procesos: el séptico y el de oxidación y normalmente se utilizan tanto en el medio urbano como en el rural.

La norma oficial establece los criterios y especificaciones de fosas sépticas prefabricadas, utilizadas ya de manera común en nuestro medio para cuidar nuestras aguas.

Las aguas residuales domiciliarias son aguas de composición variable y provienen de descargas de usos domésticos. Las casas antiguas de nuestra cuidad cuentan con una fosa séptica que por lo general sólo es una excavación a mediana profundidad con paredes de block y una tapa de concreto, pero el fondo es tierra. 

Una fosa séptica prefabricada es un método para el tratamiento de los residuos, diseñado y construido para poder recibir las descargas y proporcionar un tiempo adecuado de retención teniendo la capacidad de separar de manera parcial los residuos suspendidos, digerir parte de la materia orgánica y retener de manera temporal los lodos generados. 

Ante esto debemos reconocer que las características específicas de las fosas sépticas prefabricadas dependen en gran manera del uso para el cual van a estar destinadas, no es lo mismo una casa de interés social de 2 recámaras donde habitan 4 a 5 personas que una tienda departamental o edificios de departamentos donde la cantidad de personas que las habitan es mayor y por ende también es mayor la descarga que se realiza. 

Para verificar la capacidad total y de trabajo de una fosa séptica se debe considerar el volumen adecuado de medición de agua y realizar un procedimiento específico que consiste en dos pasos fundamentales; para conocer la capacidad total de agua, la fosa séptica debe ser llenada a su máxima capacidad, mientras que para conocer su capacidad de trabajo la fosa debe ser llenada al nivel del tirante de agua; en ambas pruebas el volumen de agua utilizado deberá ser medido en metros cúbicos. 

Hoy día existen diversos fabricantes de fosas sépticas y en su mayoría se anuncian como los mejores, para comprobarlo bastará entonces hacer las pruebas antes mencionadas y valorar a quién le debemos de comprar, sin descuidar que como en todo equipo el mantenimiento es indispensable.

Incluso el gas metano puede ser utilizado para generar electricidad, lo cual ya realizan algunos estados de la república en sus rellenos sanitarios, medida que ha ayudado a varios municipios a reducir su gasto por pago de energía y obtener un ahorro sustancial. 

Una de las cuestiones que puede llegar a preocuparnos a manera de seguridad es que muchos de los restaurantes que se han instalado en esta ciudad están montados en espacios diseñados inicialmente para casa habitación, situación que por ende no es igual, ya que las descargas residuales simplemente aumentan por el cambio de actividad que se realiza en dicho predio. 

Hoy en varias granjas porcinas se quema el metano para poder generar electricidad, situación que además de reducir la contaminación ambiental recorta los costos por el pago de la electricidad.

Habría que empezar a valorar la posibilidad de que los nuevos fraccionamientos que se construyan cuenten con sistema de drenaje y las plantas de tratamiento de aguas residuales necesarias y detener la contaminación que estamos propiciando al manto freático.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios