18 de Septiembre de 2018

Opinión

Elogio a la palmera

Es bueno confiar en alcanzar la mayoría de nuestros objetivos a pesar de que, tal vez, tengamos que alterar nuestros planes.

Compartir en Facebook Elogio a la palmeraCompartir en Twiiter Elogio a la palmera

Una buena actitud es mejor que una fortuna heredada.- Proverbio Galés

Admiro a la palmera que se dobla con el viento huracanado y , cuando éste pasa, la palmera vuelve a estar enhiesta y meciéndose con la brisa. En cambio, la inflexibilidad desenraiza a los árboles aparentemente más fuertes. En nosotros crea una enorme cantidad de estrés y nos convierte en personas irritantes e insensibles para con los demás y en nuestra vida.

Hay ocasiones en las que nuestros planes cambian repentinamente o algo que iba a tener lugar no sucede o alguien no hace lo que dijo que haría. También puede suceder que un trabajo reditué menos de lo que pensábamos o que alguien cambie nuestros planes sin tomarnos en cuenta; en fin, surge algo inesperado… es molesto, sin embargo es bueno anteponer la flexibilidad a la rigidez en la mayoría de los casos, ya que sabemos que existe lo imponderable.

Si adoptamos una actitud flexible veremos que suceden cosas maravillosas. Nos sentiremos más relajados, dispuestos a buscar y a encontrar alternativas para lograr lo que queremos. Es bueno confiar en alcanzar la mayoría de nuestros objetivos y en que cumpliremos nuestras responsabilidades a pesar de que, tal vez, tengamos que alterar algo, incluso, cambiar completamente nuestros planes.

Nuestras reacciones emocionales y conductas no están determinadas por las personas ni siquiera por los acontecimientos de nuestra vida, sino por nuestra interpretación o valoración de esas personas y acontecimientos, es decir, un mismo suceso puede ser desastroso o, también, un desafío para crecer. La ganancia con esta visión es que gastaremos menos energías en estar alterados y preocupados. Seremos más ecuánimes, creativos y tolerantes y la pasaremos, generalmente, ¡súper bien!

¡Es hora de levantarse! HOY podemos maximizar lo que sabemos que nos lleva a resultados extraordinarios, a estrategias que nos acercan a nuestros objetivos y nos motivan al compromiso para alcanzar mayores logros. Podemos mejorar nuestra calidad de vida dejando atrás la mediocridad y el conformismo. Podemos DISFRUTAR lo que hemos alcanzado e ir por mucho más. ESTAMOS VIVOS.

Por eso, admiro a la palmera que es flexible y persiste bien plantada después de los más fuertes temporales.

¡Ánimo! Hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios